La economía argentina se habría derrumbado un 10,2% en 2020, si se cumplen las previsiones del Presupuesto 2021. Los datos del Indec y de las consultoras privadas hablan de caídas generalizadas, que abarcan a todos los grupos de actividad económica, salvo uno: el financiero.

Compuesto por los bancos y las entidades financieras reguladas, el sector sufrió el golpe de la pandemia pero mostró que su resiliencia es superior a la de los demás. Quizá porque viene de años de estructurar un negocio a prueba de calamidades, que ya se encuentra consolidado y que es intermediar entre el dinero privado y el Banco Central. Según cálculos privados, esa intermediación vía las famosas Leliq (Letras de Liquidez) arroja intereses a las arcas de los bancos por unos $ 65.000 millones mensuales. En la época de Federico Sturzenegger en el Banco Central, entre 2016 y 2018, el promedio mensual de desembolsos por vencimiento de intereses de las entonces Lebac era de unos 14.000 millones de pesos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Esta sangría de recursos alimenta la montaña de pesos emitidos y las expectativas de inflación. Los mismos bancos que objetan este mecanismo son sus principales beneficiarios.

Para octubre, el Banco Central informó que los bancos redujeron sus ganancias extraordinarias. «Los ratios de rentabilidad en moneda homogénea del sector en el primer semestre de 2020 fueron menores que los del mismo período de 2019, dinámica que se profundiza en los últimos meses, alcanzándose un resultado negativo para el agregado del sistema en octubre», precisó la autoridad monetaria en su último Informe sobre bancos.

En el acumulado de los primeros 10 meses de 2020, el sistema financiero embolsó resultados totales integrales en moneda homogénea equivalentes a 2,2% anualizado del activo (ROA) y a 15% del patrimonio neto (ROE). el informe observó que si bien el diferencial entre la tasa de interés activa y la pasiva se había ampliado, el alza de la inflación en septiembre y octubre redujo su efecto en favor de los tesoros de los bancos.

En lo que va del año, el margen financiero representó 11,2% del activo. Los ingresos por intereses (8,6%  del activo) y los resultados por títulos valores (8,3% del activo) fueron los principales conceptos positivos del margen financiero en los primeros 10 meses del año, indicó el BCRA. En este último rubro entran los intereses por las Leliq.

En tanto que los egresos por intereses (8,7% del activo) se destacaron como las principales erogaciones financieras del sistema en igual período. Por su parte, entre las partidas no financieras del cuadro de resultados, los ingresos netos por servicios (1,9% del activo) fueron la fuente de resultados más relevante, en tanto que los gastos de administración (6,6% del activo) y los cargos por incobrabilidad (1,5% del activo) representaron los principales egresos no financieros en el período. «