Así lo reconoció el ministro de Trabajo para el caso de los empleados públicos y según lo dejaron trascender otros funcionarios al diario Clarín, con relación a los jubilados y los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Es la primera vez desde que Cambiemos gobierna que no concederán ese plus de fin de año para esos sectores. 

En el caso de los empleados públicos se trata de 130 mil que ya han recibido ese beneficio pero este año deberán conformarse con sus salarios mientras, además, se discute una reducción de hasta el 20% de la planta y se prepara la discusión de ítems salariales atados a la productividad. El titular de la cartera laboral señaló que “la cláusula gatillo que se pactó en las paritarias de acuerdo a la inflación no lo hace necesario”. El año pasado se habían otorgado bonos que oscilaron entre los $2.000 y $3.500 para la planta de los ministerios pero que alcanzaron cifras equivalentes a un medio aguinaldo en el caso de algunas de las dependencias descentralizadas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En 2016, también se habían desembolsado unos $ 5 mil millones para otorgar ese beneficio a los 3 millones de jubilados y pensionados así como a los 4 millones de chicos alcanzados por la AUH.

La excepción, según trascendió, serían los 400 mil denominados trabajadores de la economía popular que agrupan a los planes Argentina Trabaja, Ellas Hacen y los beneficiarios del salario social complementario. El bono, para estos casos, sería de la mitad del valor mensual del plan que, a su vez, representa la mitad de un salario mínimo vital y móvil. De este modo recibirán $2.200.