La cita de este jueves fue precedida por una campaña en la que, las mismas autoridades de la cartera educativa aseguraron que el 15% que ofrecieron en cinco oportunidades a lo largo de seis meses había quedado atrás y que apenas sería un piso para la negociación de esta tarde.

Sin embargo, en la cita realizada en la sede del Ministerio de Educación, la oferta oficial mantuvo los incrementos porcentuales establecidos previamente sobre los salarios básicos a los que se les adicionaron cifras no remunerativas y no bonificables.

Fuentes gremiales de la Conadu(h) explicaron que “el gobierno quiere introducir en la negociación salarial sumas fijas que no impactan sobre la antigüedad, los títulos y la zona desfavorable.”

Además explicaron que “pretenden retrotraer nuestra carrera docente y nuestro convenio colectivo de trabajo a la situación previa a 2005 poniendo sumas grises que desvirtúen el blanqueo salarial que conquistamos con aquella huelga de seis semanas.”.

En concreto, la oferta para un ayudante de primera simple que hoy percibe algo más de 5700 pesos por cargo sería incrementarle el 5,8% de agosto, 4,2% en septiembre (redondeando un 15% en 2018) más $228 a cobrar en diciembre y $114 a cobrar en enero.

Así las cosas, destacaron que “los montos propuestos son inadmisibles ya que dejan los salarios de miles de docentes por debajo de la garantía salarial que ya tenemos conquistada. Se trata de una provocación y una burla. Sin garantía y con cinco años de antigüedad, el ayudante de primera semi exclusiva cobraría en enero un salario de bolsillo $11.246, mientras la garantía salarial es el 20% más que el salario mínimo vital y móvil fijado por el ministro Triaca unilateralmente. Esto significa que el salario de ese mismo docente ya está fijado hoy enero en $13.560. La propuesta de educación es $2000 menos que la que ya teníamos. Una  vergüenza”.

Por ese motivo el rechazo fue unánime en todas las federaciones y se ratificó la movilización a la Plaza de Mayo desde las 17 horas junto con el movimiento estudiantil que ya ha ido resuelto la tomas de decenas de facultades y colegios preuniversitarios como forma de acompañar la protesta de los profesores. La negociación, por otro lado, continuará el viernes a partir de las 10 de la mañana.