Este viernes vence el acuerdo puesto en marcha en octubre último y se espera el anuncio de un nuevo compromiso, que comprenderá alrededor de 1300 productos. El Gobierno y las empresas acordaban los últimos detalles para definir el listado.

En octubre, el Gobierno dispuso mediante la Resolución 1050 mantener los precios de 1.432 productos. En diciembre -a través de la Resolución 1064/2021- se incorporaron productos navideños y se eliminaron otros que formaban parte de la oferta inicial, con lo que quedaron 1.332 productos, con vigencia hasta el 7 de enero de 2022.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Para dar continuidad a la política de precios, la Secretaría trabaja desde diciembre con las empresas proveedoras de los productos de consumo masivo para acordar una canasta regulada, con un piso de 1.300 productos vigentes por todo 2022, con revisiones trimestrales y correcciones mensuales, según consignó la agencia Télam.

El secretario Roberto Feletti dijo días atrás que la evaluación del acuerdo que concluye este viernes es «realmente positiva, tanto en el cumplimiento del abastecimiento que está en un 80% como en el cumplimiento de precios que está arriba de 90% en el área metropolitana».

«Estamos desde el 13 de diciembre conversando con todas las empresas una salida acordada, un acuerdo por un año con revisiones trimestrales y correcciones mensuales, que asegure este piso de 1.300 productos regulados, que opere como ancla en el resto de los precios y también como una posibilidad de compatibilizar política de ingresos de los trabajadores con un consumo diversificado medio», agregó el funcionario.

En ese momento, señaló que hicieron un seguimiento de 1.700 productos en una «canasta espejo» en la que relevaron un promedio «de 5,5% de aumento, respecto de cero que fue la canasta regulada. Entonces como hay rentabilidad cruzada, estamos proponiendo que compensemos en la salida de enero esa rentabilidad y no arranquemos con precios muy altos».

El acuerdo alcanzará a supermercados y almacenes y se trabajará un precio diferencial por tamaño de comercio, luego de que surgieran en el congelamiento dificultades en los comercios de proximidad para garantizar el margen de rentabilidad.