Los trabajadores del Diario Popular, tercero en ventas en el país, realizan un paro de 24 horas por atraso en el pago de los haberes.

La empresa Impreba S. A. responsable de la edición del medio y a cargo de Francisco Fascetto arrastra muchos meses y hasta años en los que el salario se pagó en cuotas por fuera de lo que indica la ley.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al día de hoy no se han depositado los haberes del mes de julio que debieron liquidarse con la fecha límite que indica la legislación vigente el pasado viernes 5 de agosto.

Ante esa situación, los trabajadores encabezados por su comisión interna han desarrollado medidas de fuerza para visibilizar el reclamo. La respuesta de la empresa, lejos de dar cuenta de su obligación, fue la de avanzar con sanciones bajo la forma de suspensiones contra cinco trabajadores de prensa entre los que se encuentra el delegado de la comisión interna del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) Juan Manuel Lazzarino.

La medida resulta una represalia ilegal ante una legítima medida sindical que los representantes gremiales rechazaron ante la cartera laboral. A la vez exigen la intervención de representantes de la secretaría de comunicación, responsable del otorgamiento de la pauta publicitaria oficial que, entre Nación y Provincia, superó la cifra de cien millones de pesos durante 2021 mientras el medio incumplía con sus obligaciones salariales.