El cierre de la paritaria docente bonaerense reavivó la mecha de los docentes porteños cuya paritaria quedó interrumpida con el cierre unilateral de la mesa de negociación por parte del gobierno porteño.  

Las negociaciones se discontinuaron hace 100 días con la decisión del ejecutivo porteño de aplicar los incrementos ofertados (un 19,5% en dos cuotas) sin el acuerdo de los sindicatos docentes pero tampoco con un cierre por decreto dejando la paritaria en un limbo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Así las cosas, ante el acuerdo firmado entre la gobernadora María Eugenia Vidal y los sindicatos bonaerenses, todos los gremios porteños decidieron convocar a un paro con movilización. 

Desde las 11, miles de docentes y no docentes que integran UTE Ctera se movilizaron desde el Ministerio de Educación de la Ciudad, ubicado en Paseo Colón al 200, hasta la Legislatura porteña. Eduardo López, secretario General de UTE, aseguró que el paro responde al “cierre unilateral de las paritarias, con 19% de aumento, que son 2.000 pesos para todo el año”. Y agregó: “Ninguno de los gremios firmamos esa propuesta y les dijimos a las autoridades que iba a haber conflicto porque la inflación iba a ser superior”.

El acatamiento, según fuentes sindicales, es del 90%. La medida de fuerza desafió las declaraciones de la ministra de Educación Soledad Acuña que adelantó que descontarían el día de paro. Los gremios, por su parte, ya anunciaron que apelarán la medida en la justicia en nombre del respeto al derecho a huelga que está plasmado en la Constitución Nacional.

El jueves a las 15 horas está pautada una reunión de negociación en la que se espera que el ejecutivo mejore la oferta tal como lo hizo días atrás el gobierno provincial.