La Rama Agraria de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) realizará el «primer pescadazo» en el que esperan vender 12 toneladas de productos frescos a $ 100 el kilogramo. Será el próximo miércoles, desde las 9 de la mañana, frente al Congreso nacional.

La acción se realizará «para visibilizar la problemática de la pesca artesanal”, caracterizada por los precios muy bajos que cobran los pescadores, en torno de $ 50 por kilo de producto, según indicó la organización en un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El texto agregó que estarán presentes “las y los pescadores artesanales de Mar del Plata, Santa Fe, Rosario, Helvecia, Concordia, Ensenada y Punta Indio”, quienes ofrecerán variedades como la corvina, besugo, pescadilla (de un sabor muy similar a la merluza), sábalo, pati, dorado y boga, entre otros.

Frigoríficos, malos pagadores

Indicó, además, que el 30% del precio de venta del pescadazo “permitirá cubrir los gastos de transporte. El resto brindará un ingreso muy superior al habitual para la pesca artesanal, a un valor muy económico para las y los consumidores. Ese hecho evidencia la necesidad de generar instrumentos para favorecer el comercio directo del productor al consumidor, como una forma de bajar la inflación y, a la vez, equilibrar la distribución del ingreso”.

En ese sentido, UTEP puso de relieve algunas cuentas. “Según la especie y la zona del país –subrayó–, los frigoríficos pagan entre 20 y 50 pesos el kilo a quienes, día tras día, arriesgan sus vidas para buscar alimentos de forma sustentable. Luego, esas empresas lo exportan a más de 1,20 dólares el kilo o lo comercializan en las pescaderías a precios varias veces superiores”. Es decir, los frigoríficos compran el kilo de pescado a $ 50 y lo revenden a $ 1200 con escaso valor agregado.