La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) detectó 366 mil metros cuadrados construidos, sin declarar, en countries, edificios y zonas exclusivas de Pinamar y Mar del Plata. Se trata de construcciones que desarrolladores o propietarios no habían declarado ante el fisco, con lo cual generaron una importante evasión en el Impuesto Inmobiliario, valuada en 41 millones de pesos.

Cristian Girard, director de ARBA, consideró: “No es lo mismo, en términos de justicia social, el que evade y es dueño de un yate o un vehículo de lujo, que alguien con bajos recursos que debe pelear por la supervivencia en este contexto de pandemia”.

Girard destacó que esa detección fue posible a partir “de las acciones de fiscalización satelital y presencial que estamos desarrollando en la Costa Atlántica y otros puntos del territorio bonaerense, con el objetivo de reducir la evasión en los sectores de mayor poder adquisitivo”. En el mismo orden, detalló: “Regularizar estas construcciones significa recuperar, solo este año, más de $ 41 millones de recaudación del Inmobiliario”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los controles catastrales del organismo se enfocaron en countries, barrios cerrados, edificios con departamentos de alto valor, paseos comerciales y casas de lujo, en su mayoría con piscina, ubicadas en áreas residenciales de ambas ciudades.

En la labor de fiscalización realizada en Pinamar, se encontraron 49.000 m2 sin declarar, que equivalen a un monto de $ 9 millones, en concepto de recaudación de Impuesto Inmobiliario para 2021.

Por su parte, en Mar del Plata se detectaron 317.000 m2 de construcciones sin registrar, lo que implica recuperar $ 32 millones de tributos evadidos, solo considerando este año, comunicaron desde el organismo.

...
(Foto: ARBA)


Uno de los casos emblemáticos en esta ciudad fue el de un country, que ya posee 31.000 m2 construidos (con club house, corrales para caballos, área de picadero, canchas de polo, tenis, fútbol, etc.), que sus desarrolladores nunca declararon ante el fisco.

Girard destacó que en ARBA “seguiremos profundizando nuestro rol fiscalizador, con herramientas tecnológicas e inteligencia fiscal, de manera de lograr mayor eficiencia”. En esa línea, subrayó que “el foco continuará puesto en los que más tienen, porque es muy injusto que haya personas ricas que, aunque cuentan con recursos sobrados como para cumplir, deciden especular y no pagar impuestos”.