Cinco empresas y consorcios empresarios presentaron este viernes ofertas técnico-económicas en la licitación para la construcción de la primera etapa del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner y obras complementarias, que la ministra de Economía, Silvina Batakis, consideró una obra «fundamental para los próximos 30 años».

Los oferentes fueron BTU, TGS, Esuco y dos uniones transitorias de Empresas (UTE): Techint-Sacde y Víctor Contreras-Contreras Hermanos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El acto licitatorio fue encabezado por el presidente de Energía Argentina S.A. (Enarsa), Agustín Gerez, quien puntualizó que se trataba de «un día histórico» con un proyecto que «transformará la economía de la Argentina».

Por su parte, el secretario de Energía, Darío Martínez, resaltó que Enarsa «viene cumpliendo los plazos tal cual lo establecido» y que una vez concluido, el gasoducto «va a ubicar a la Argentina en un camino de más seguridad energética, con la posibilidad de tener factibilidad de gas en todas las provincias, sustituir importaciones y ahorrar divisas».

Batakis –que, al igual que Martínez, se conectó al acto por vía remota- celebró «el trabajo en equipo» tanto con Enarsa como con «el sector empresario, que es el que va a generar los puestos de trabajo y el crecimiento económico».

«En la Argentina necesitamos una matriz productiva más diversa, más compleja, y esta obra es fundamental para los próximos 30 años de la Argentina», destacó la titular del Palacio de Hacienda, quien remarcó que «la energía es el costo de los costos en materia empresaria», porque «sin energía no hay posibilidades de que podamos tener radicación de empresas».

Gerez sostuvo que la construcción del gasoducto es una estrategia fruto de «la decisión de Alberto y Cristina», en referencia al presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Al respecto, señaló que «desde aquel DNU (en alusión al DNU 76/2022 del 11 de febrero) comenzamos a trabajar sin cesar».

En ese sentido, indicó que se cuenta con «los estudios de impacto ambiental terminados» y que se consiguieron «los caños en un estado de confusión, por el conflicto internacional de público conocimiento».

Con el compromiso de contar con la primera etapa del gasoducto en funcionamiento para el invierno de 2023, el titular de Enarsa remarcó que «el cronograma es muy ajustado» y representa «un desafío».

Asimismo, aseguró que «la instrucción de Alberto con el DNU conlleva una confianza plena en nuestros equipos», y que a Enarsa «ser un acto central de este proceso nos llena de honor y de orgullo».

El Gasoducto Presidente Néstor Kirchner conectará el área de producción de gas no convencional de Vaca Muerta, en Neuquén, con las provincias de La Pampa, Buenos Aires y sur de Santa Fe.