El gobierno nacional viene retrocediendo en su ofensiva sobre la Cámara Nacional del Trabajo para lograr un fallo favorable que ratifique los despidos masivos de un año atrás.

Luego de presionar a la Cámara para que el expediente con 153 casos de despidos fuera repartido entre las diferentes salas de la Cámara, y no fuera tratado por la Sala V, los operadores oficiales en la Justicia no pueden mostrar más que un resultado negativo. Es que de las nueve partes en que fue subdividido el expediente, seis ya volvieron a la Sala V. Los jueces de las otras salas consideraron que no debían tomar en sus manos esos expedientes por razones vinculadas al debido proceso.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los devolvieron las salas I (que tenía un expediente en estudio), VII (uno), IX (dos) y X (dos). De esta forma volvieron a la Sala V los casos de 72 trabajadores.

Los abogados defensores de los trabajadores de Télam destacaron que la resolución más reciente, la de la Sala VII, tiene particular importancia porque la integra el presidente de la Cámara del Trabajo, Luis Catardo, que es el titular de la Sala VIII y subrroga en la VII. Como aun no resolvió la sala VIII, se considera que  Catardo votaría allí de igual manera que en la VII.

La Sala V es la originaria (ya intervino en este caso) y es la que debería dictar un fallo definitivo sobre la cautelar.

El 26 de junio de 2018, el Directorio de Télam despidió a 357 trabajadores de prensa, cerca del 45% de la dotación de la agencia estatal de noticias. Los trabajadores realizaron una permanencia pacífica en las instalaciones de la agencia y presentaron amparos en la justicia para lograr la reinstalación. Esas iniciativas tuvieron respuesta favorable en primera instancia, sentencias que fueron apeladas por la empresa y que acompañó está acción con presiones sobre los jueces que actuaban.

La Sala V ratificó la sentencia de primera instancia en un fallo que involucraba a nueve trabajadores. Debía resolver el resto de los casos, pero el gobierno logró postergar la decisión.

Pero ahora, con la devolución de los expedientes, la Sala V “ya no tiene trabas para dictar sentencia”, según pudo saber Tiempo. «