La planta de la localidad de Bernal se encuentra ocupada por sus trabajadores desde el jueves 26 de septiembre cuando la multinacional papelera de capitales norteamericanos anunció el cierre de una de las tres plantas que tiene en el país. Se trata de la fábrica situada en la localidad bonaerense de Bernal. La compañía que opera en 17 países del mundo decidió concentrar su producción en las plantas de Pilar y San Luis en el marco de lo que sería un plan de reestructuración global. Para eso presentaron un proceso Preventivo de Crisis que fue rechazado por los trabajadores que aseguran que la planta es productiva y viable y que ha sido la política comercial de la compañía la que la ha llevado a la situación que padece por abusar en su política de precios que generó una fuerte caída en las ventas.

El recurso es polémico toda vez que el mismo está concebido para garantizar la continuidad de una planta y no para procesar un cierre a menor costo. En la audiencia desarrollada el jueves en la Secretaría de Trabajo los representantes de los trabajadores rechazaron el Proceso Preventivo de Crisis y reclamaron al Estado que declare a la compañía “en situación de recuperación productiva” según lo dispone la “Ley 24.013”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Para eso exigen que “el Estado haga uso de sus herramientas para la reapertura de la fábrica y exija a la patronal que abone los salarios mientras dure el conflicto”.

...
(Foto: Gentileza Prensa Obrera)

Para eso presentaron en conferencia de prensa un plan productivo para poner en pleno funcionamiento la planta que fue elaborado y aprobado en la asamblea de trabajadores, allí explicaron que el plan parte “de la defensa de todos los puestos de trabajo y del convenio colectivo”. Al mismo tiempo alegaron que la fábrica,” además de ser viable puede ser fácilmente proveedora del Estado en numerosos productos”.

En la conferencia de prensa celebraron que “casi la totalidad de los empleados rechazó firmar retiros voluntarios” algo que, explicaron “muestra la firmeza del colectivo obrero para continuar la lucha por volver a trabajar”.

Del  mismo modo situaron su conflicto en un contexto más general en el que, destacaron, “solo la semana pasada bajaron la persiana Zanella, Dass en El Dorado, Champion en Bosques, Musimundo cerró sus locales en todo el país. Ayer también nos enteramos de nuevos cierres de fábricas”.


Por ese motivo anunciaron que van a “intensificar las medidas de acción” comenzando con una movilización a la  Municipalidad de Quilmes el miércoles y un corte del Puente Pueyrredón el viernes a las 6.30 de la mañana.