Con un acto en el Centro Cultural Kirchner en el ex edificio del Correo, alrededor de 200 trabajadores de la TV Pública, Radio Nacional y la Agencia Télam difundieron el Proyecto para Medios Públicos que elaboraron en el marco del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).

En el lugar elegido funcionan las oficinas del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos cuyo titular Hernán Lombardi define el destino de la red de medio públicos. Bajo su gestión, según denunciaron los trabajadores, se produjo un intento de vaciamiento de ese sistema sobre la base de centenares de despidos en Télam (gran parte de los cuales fueron revertidos a partir de sendos fallos judiciales en el marco de una histórica huelga y ocupación de 119 días), de retiros voluntarios en la TV Pública y Radio Nacional inducidos, a su vez, mediante una fuerte extorsión salarial a partir de paritarias nulas o marcadamente a la baja y la quita de adicionales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según el texto de presentación elaborado por los trabajadores la gestión de Hernán Lombardi promovió una “política de vaciamiento y desguace” resultado de la cual “se dejaron de cumplir las obligaciones básicas: garantizar el acceso de la sociedad a la información, la cultura y el entretenimiento de manera gratuita”.

En el texto, además de los despidos, denuncian una seguidilla de “ataques a periodistas”, “violación de derechos laborales, persecución y censura” que además redundaron en una “reducción de contenidos propios y desaprovechamiento de los recursos tecnológicos existentes”. Por eso lo primero que proponen es la reconstrucción “de las áreas que dejaron de funcionar por el boicot de la actual gestión”.


— [20191010 Sipreba y medios Pubvlicos] not exists. —

El objetivo confeso es el de reconstruir los medios públicos para que sean capaces de garantizar “el derecho a la información de toda la ciudadanía” y, además, destacaron el rol en la producción de contenidos culturales, educativos y de entretenimiento de las señales Encuentro, Paka Paka y la Televisión Digital Abierta como parte de “las políticas inclusivas que debe desarrollar el Estado”.

En general, el documento establece una serie de principios que deben regir una política de medios públicos entre los que se destacan “la promoción del respeto por los derechos humanos consagrados en la Constitución, las declaraciones incorporadas” y el respeto por el “pluralismo político, religioso, social, cultural y étnico” y la condena a “la discriminación por motivos políticos, gremiales, ideológicos, religiosos o socales en las coberturas”. Al mismo tiempo postulan “una política de géneros y disidencias inclusiva” que implique la designación de “editoras de género” (algo que ya implementaron algunos medios privados como Infobae y Clarín), entre otras cosas, capaces de combatir “la reproducción de discursos estigmatizantes”.

Los trabajadores exigen que los medios públicos fortalezcan “la identidad nacional con una concepción federal y pluricultural” y promuevan la “integración cultural latinoamericana”.

Además, promueven la elaboración de “convenios con universidades y medios autogestivos para difundir en forma parcial o total sus contenidos”. Por último ratificaron la necesidad de recuperar el rol de contralor de la pauta publicitaria estatal para la Agencia Télam.

En el acto hicieron uso de la palabra los delegados y dirigentes de cada una de las comisiones internas del SiPreBA de los medios oficiales como Mariana Fosatti de Radio Nacional, Jerónimo Rojas de Télam, Agustín Lecchi de la TV Pública  y Carla Gaudensi también de Télam y secretaria general electa de la Fatpren.

Además participaron Alfredo Luenzo, presidente de la Comisión de Comunicación del Senado y el diputado Pablo Carro, integrante de la Comisión de Libertad de Expresión que bregó por “medios públicos que sean no gubernamentales.”

Agustín Lecchi, a su vez dirigente del SiPreBA en diálogo con Tiempo, resumió el contenido de la actividad de la siguiente forma: “Somos un sindicato que lucha que además propone. Esto es una muestra de eso. Cerramos una etapa de cuatro años de lucha en los medios públicos y se abre una nueva etapa donde vamos a estar peleando por todos los reclamos que tenemos pendientes para poner en pie a los medios públicos al servicio de toda la sociedad”.

La idea, claro, es condicionar a la nueva gestión que surja de las elecciones del próximo 27 de octubre.