El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) volvió a mostrar números alarmantes en las canastas que sirven para medir la pobreza y la indigencia. La variación de marzo de la Canasta Básica Total (CBT – pobreza) fue de 4,7 por ciento, mientras que la Alimentaria (CBA – indigencia) fue de 4,3.

En lo que va del año, la CBT acumula un preocupante 14,1% y la CBA, un 12,8%. En los últimos 12 meses, la CBT creció un 64,2% y la CBA, un 60,9%.

Cabe recordar que el la inflación general medida por el Indec dio 4,7% para marzo, 12,8% en el acumulado anual y 54,7% en el interanual. De esta forma, se reafirma una tendencia del gobierno de Mauricio Macri: la inflación de los más pobres está varios puntos por encima de la inflación general.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Así las cosas, un hogar compuesto por dos adultos y dos menores necesita $ 28.750,94 para no ser pobre y $ 11.640,06 para no caer en la indigencia. En tanto, un adulto necesita $ 9.304,51 para no ser pobre y $ 3.767,01 para no ser indigente.