...
(Foto: Télam)

Buena parte de la industria volverá a producir después de los últimos anuncios oficiales en el marco de la apertura “administrada” de la cuarentena.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El Ministerio de Salud aprobó los protocolos de varios sectores del segmento secundario de la economía que según la cartera de Desarrollo Productivo engloba a unas 600 empresas.

Uno de los sectores más importantes es el automotriz de los que se encaminan a reanudar es el automotriz.

Las empresas nucleadas en la asociación ADEFA y de las autopartistas que integran la gremial AFAC publicaron un protocolo conjunto con un listado de consejos y obligaciones para los trabajadores y las empresas que no se diferencian significativamente de los criterios de cuidado social que se difundieron largamente durante la cuarentena: en resumen, la higiene de manos, la distancia social, el uso de barbijos, y otras recomendaciones por el estilo.  

La diferencia pasa por la adaptación de esas medidas a la especificidad del espacio de trabajo, plantas fabriles, talleres, y a la normativa de seguridad laboral preexistente. La adaptación también alcanza a las interacciones propias del cruce entre trabajadores de distintos rubros, por ejemplo, operarios de una fábrica y transportistas que llevan insumos o productos  a esas fábricas.

Algunas empresas del sector, como la planta de cajas de Volkswagen en Córdoba, vienen trabajando desde hace dos semanas estas disposiciones. La industria tiene aspiraciones de funcionar plenamente alrededor del 20 de mayo.

La cámara metalúrgica ADIMRA presentó un protocolo similar en un comunicado propio, así como también la Cámara Argentina de la Industria de la Indumentaria (CIAI).

Otros que presentaron sus propuestas fueron los industriales del tabaco, los fabricantes de calzado y los productores gráficos. También hay textos de los madereros, empresas del rubro juguetero y de los fabricantes de Cemento Portland.

También se aprobaron los protocolos de la Cámara de la Industria del Cuero (CIMA); de la Cámara de la Industria del Neumático (CIN); de la Cámara de la Industria Química y Petroquímica (CIQyP); de la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP); y de la Cámara de Pisos y Revestimientos Cerámicos.

Pronóstico

La reapertura de estos sectores y otros como los comercios de determinados rubros sucederá después de largas semanas de intenso lobby de las asociaciones privadas. El gobierno concedió en los últimos días aperturas paulatinas en el marco de una etapa de la política sanitaria que definió como “administrada” desde el Estado.

Al margen de la presión de las empresas y al rol que juega el Estado en esa relación, los análisis económicos siguen siendo muy pesimistas.

Este lunes un informe del CERX dirigido a empresarios recomendó paciencia frente a un panorama que hace prever una crisis más profunda que la de 2002. El estudio calcula una caída del PBI del 10,5% a precios constantes que a precios corrientes representaría unos 2,8 billones de pesos  menos.

El trabajo que firma la economista Victoria Giarrizzo proyecta en el caso puntual de la industria que la caída será del 7%. El sector, describe el informe, tiene menos pedidos de producción, faltante de insumos y bienes intermedios, carece de referencia de precios y en muchos casos la recuperación demorará cerca de un año.