La última semana trajo novedades en la pelea que el Gobierno nacional mantiene con las grandes empresas de telecomunicaciones, por la declaración de esencialidad de los servicios de TV Paga, Internet y telefonía móvil. El presidente, Alberto Fernández, reafirmó el compromiso del Poder Ejecutivo. Entretanto, el CEO de Telecom dijo que el gobierno perdería hasta 4,5 puntos del PBI y el senador Alfredo Luenzo presentó un proyecto de ley espejo del DNU 690/20, que hoy está frenado por una medida cautelar.

En términos jurídicos, el tema continúa en manos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que debe definir la cuestión de fondo: si es constitucional o no el DNU 690, oportunamente refrendado por el Congreso.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Balances

El caballito de batalla de las grandes empresas del sector a la hora de argumentar en contra del DNU es que su aplicación las inviabilizaría. Los balances de las empresas hablan de otra cosa.

Telecom, perteneciente a Cablevisión Holding (Grupo Clarín), comunicó una caída de sus ingresos del 8,6% en términos reales (descontada la inflación) al cierre del primer semestre de este año, contra el mismo período del año anterior. Sin embargo, en paralelo, repartió dividendos por U$S200 millones entre sus 27 mil accionistas. La empresa aseguró que se trata de un excedente de resultados anteriores. Para poder repartirlos, Telecom debió saltar el cepo al dólar y lo hizo a través de la compra de bonos, cuyo valor nominal asciende a 557 millones de dólares.

En el detalle, Telecom explicó que la caída de ingresos se debió principalmente al cargo por Impuesto a las Ganancias. Las utilidades antes de ese tributo fueron de $ 23.801 millones, mientras que después del pago de este impuesto pasó a ser negativa: – $ 1883. Como Ganancias fue modificado a fines de mayo último, este ítem tendrá una incidencia mucho menor en futuros balances.

El gigante mexicano América Móvil, que en Argentina opera con Claro, apuntó que las utilidades en el país alcanzaron los $ 22.414 millones en el segundo trimestre de este año; un 2,5% por debajo del mismo período del 2020. “En el segundo trimestre agregamos 777 mil suscriptores móviles de prepago y 93 mil de pospago. Fue el desempeño más sólido en las actividades comerciales”, detallaron.

El EBITDA (beneficios antes de impuestos) de Claro “se ubicó en 14.2 miles de millones de pesos argentinos, una caída de 3,3% de forma anual en términos reales. El margen del período se situó en 39,7%, 1,6 puntos porcentuales más que el año previo”.

Telefónica comunicó sobre la operación de Movistar en Argentina: “Los ingresos crecen un 30,7% interanual en el segundo trimestre de 2021 en moneda local principalmente por el crecimiento de accesos de contrato y FTTH (fibra óptica al hogar) y por la actualización de tarifas. El OIBDA-CapEx (flujo de caja operativo) crece un 11,9% en el primer semestre a pesar del impacto de los mayores gastos comerciales”.

Es decir, Telefónica destaca entre sus puntos a favor en la operación local a los aumentos de tarifas. Entre sus puntos más negativos, destacan al “deterioro del fondo de comercio”.

En general, los balances de las compañías no fueron buenos en estos tramos en términos reales, aunque nada despreciables en cuanto a lo nominal. En todo caso, ninguno de estos balances están atravesados por el DNU 690, ya que ninguna empresa lo cumplió y establecieron aumentos a discreción, por fuera de la ley.

Aumentos

En materia de telefonía móvil, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom, que dirige Claudio Ambrosini) autorizó para las grandes empresas aumentos por 10,25 por ciento. En Internet, telefonía fija y TV, autorizó un 15,76 por ciento.

Movistar aumentó, en tres tramos (el último, anunciado para agosto), un 23 por ciento. Más del doble de lo permitido por la autoridad regulatoria. Claro incrementó un 15% sus valores hasta junio, en dos tramos. En su servicio prepago, subió los precios en un 12,5 por ciento.

Por el lado de Telecom, aumentó un 10% para celulares, Internet y TV paga. La empresa había aumentado un 20% en diciembre último, cuando lo permitido era el 5 por ciento. Así las cosas, desde diciembre a esta parte, Telecom aumentó los precios un 50% más de lo permitido. «