La petrolera de bandera YPF aplicó desde este miércoles un nuevo aumento en todos sus combustibles. El incremento en los precios alcanza un promedio de 4,5% en todo el país para “recomponer asimetrías históricas a nivel federal”, según informó la empresa.

 Sobre el motivo del alza, la compañía explicó que “la actualización de precios tendrá en esta oportunidad como en el futuro el objetivo de recomponer asimetrías históricas a nivel federal, recortando brechas entre la Capital Federal y el interior del país”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“A modo de ejemplo, una vez calculados los costos logísticos, la provincia de Jujuy está hoy en un +7% con respecto a la capital del país”, agregó.

En los surtidores de YPF del Área Metropolitana, este miércoles el precio de la nafta Super ya pasó a costar $56,99; $65.99 para la nafta Premium; $54.37 para el litro de diésel; y $ 63.43 para el diésel Premium. En el interior del país las subas fueron menores y rondaron el 3,5%.

La empresa también aclaró que se mantiene el descuento al personal de salud del 15%, que incluye a unas 100 mil personas.

Se trata del primer incremento que se registra en los surtidores desde el 1 de diciembre, y la medida venía siendo analizada en las últimas semanas por el Gobierno nacional junto a la petrolera, en función de un retraso del precio en surtidores estimado entre el 10% y el 12%, según marca y producto.

Tras la medida de YPF, algunas petroleras ya dispusieron subas equivalentes ya que el precio de la petrolera estatal funciona como referencia en el mercado.