Los martes 16, 23 y 30 de noviembre, y 7 y 21 de diciembre en el teatro concert Rondeman (Lavalle 3177) el audaz DJ Fabián Jara presenta el festival #TDKFest19, una gran oportunidad para conocer artistas y grupos nuevos de la escena electropop e indie de Argentina, y volver a ver a los ya consagrados que abrieron el camino, entre las que se encuentra Adicta.

Los shows con los que Jara celebrará el cumpleaños 19 de su programa radial, Temporada de koalas (TDK), que se emite por FM La Tribu, dan forma a un festival que se inspira en un mix de las fiestas Divas&Divos y el Ciclo Molotov del Rojas. Y entre otros, lleva de nuevo al escenario a Adicta, que apenas unos meses antes de declarada la pandemia festejaba en Niceto sus 20 años, luego de haber anunciado su separación a principios de la década del 10. “Este creo que va a ser nuestro show 12 -cuenta Rudie Martínez, líder de Adicta, que cerrará la noche del 30 de noviembre-. Con aforo, como se puede: el otro día en La Plata, que fue el último que hicimos, era al aire libre, pero los lugares van cediendo. Empezamos con 60, 100 y ahora no sabemos”, describe el momento de regreso de la banda al circuito.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Los veo igual que antes de la pandemia -dice sobre la gente que los sigue-. Nuestro público es como incondicional y festivo. La verdad que es el mejor público del mundo. Son pocos pero nos quieren mucho. Y nosotros los amamos un montón, es como una comunión. O sea, no hay diferencia público músicos, somos todos amigos.

-¿Hicieron nuevos amigos en este 2021?

-Siempre, siempre. Siempre hay público nuevo, jóvenes que les gusta experimentar con música que no escuchan en otro lado. A no toda la gente le gusta la misma cosa, por suerte.

-¿No hay riesgo de endogamia?

-Mientras alguien quiera escucharte, que venga quien quiera, da igual. Aparte este país es bastante deforme, así que pueden venir cuantos quieran, que serán tratados bien, como decía el maestro.

Martínez descree, al contrario de lo que se sostiene asiduamente englobado en “la gente”, que cada vez todos nos parecemos más: “Hay gente que quiere seguir siendo individual.” Además, Martínez es de los que piensa, pandemia incluida, que siempre mañana es mejor. “Si no aprendés de los errores no podés evolucionar, así que bancate ese defecto, tenés que seguir adelante. Si no, qué querés, ¿morir? Entonces hay que evolucionar, aprender de los errores, de las circunstancias, hay que sobrevivir. Creo que la vida es así. En la pandemia la pasé bárbaro. Tuve muchísimo tiempo para crear, compuse muchísimas canciones, comencé otro proyecto con otra banda (San Martín Vampire), leí un montón de libros que tenía pendientes, y sigo acá. Más contento que nunca.”

Si bien se lo conoce como músico, Martínez vive de la cocina, específicamente tiene un restaurante: puesto a elegir frente a la pandemia, difícilmente alguien habría elegido siquiera una de esas profesiones para atravesar ese tiempo. “Sobrevivimos, como todos. Nos tuvimos que reinventar, como todos. En lugar de trabajar en un lugar tenía que hacer otra cosa que le llegue a la gente y lo necesite; y lo logramos: hicimos conservas, las mejores, goumetísimas, las mejores conservas veganas. Hay que reinventarse todo el tiempo.

-¿Y musicalmente, se reinventaron?

-Creo que hay que volver a las fuentes, siempre, siempre pensar en lo primero que te puso la música, que en mi caso fue el sintetizador. Y hacer música para la gente que empatiza conmigo. Y la gente nota que eso es totalmente sincero y se acopla. Así que volvimos al origen tecnopop que nos caracterizaba pero muchísimo más concreto, sin guitarras, sin ornamentos.

Sin embargo eso no quiere decir que Adicta se distancie del rock, por decirlo de alguna manera. Aunque a Martínez decir rock le suene a siglo pasado, piensa que “es una marama de energía, una actitud; pero nos gusta más decir punk rock”. Quienes gustan de la banda pero por algún motivo no pueden ir a verla o aprecien más el estudio, en marzo próximo tendrán la oportunidad de ver cómo es el tecnopop originario de Adicta: para esa fecha está programado el disco que Martínez dice que está “muy avanzado”.

“Los jóvenes siempre tienen razón -define Martínez los comentarios y a veces lamentos sobre las nuevas generaciones que prefieren otras músicas- Si el trap es lo que los identifica y les gusta y les sirve para enfrentar la situación, está bien. Estuve escuchando un montón de artistas del trap, que no conozco los nombres, y tienen unas producciones fabulosas. Pero yo siempre del lado joven de la historia. Quejarse, bueno: en un momento te iba a pasar, ibas a ser mayor.” El tiempo es veloz.

La grilla del #TDKFest19 está compuesta así. 16/11: Sergio Pángaro; Max Tejera (Uruguay) y Los Solos. 23/11: Niki Rouge,

Matt Montero &  Ceretti y Matías Alemán. 30/11: Electrochongo,

Felipink (Chile) y Adicta. 7/12: Marina Izu y San Martín Vampire.

21/12: Galán y Las Tortas de Fuego, Peter Pank y Los Chicos Perdidos.