Más de 2600 actrices y actores emitieron un comunicado donde manifiestan su preocupación por el alto nivel de desempleo y reclaman compensación salarial urgente, exención del pago del monotributo y autónomos, generación de contenidos y regulación urgente del derecho de interpretación en plataformas.

La carta dirigida a “quienes nos gobiernan y a la opinión pública” expresa, “los actrices y actores creamos e interpretamos roles. Sin embargo, cuando en Argentina se habla de la importancia de la cultura, nuestro rol como trabajadorxs no está claro para la sociedad”, y advierten que el sector atraviesa un “índice de desocupación histórica del orden del 90%”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Basta con observar la programación televisiva para reconocer cómo las fuentes de trabajo, principalmente la ficción nacional, han ido mermando, sin políticas públicas que contemplen el estrago que esto supone tanto para lxs trabajadorxs del sector como para nuestra identidad cultural”, afirman y continúan, “la problemática se extiende a la pauperización presupuestaria de la producción teatral en ámbitos oficiales y a las dificultades que enfrentan la industria audiovisual y los distintos circuitos de la actividad escénica”.

También señalan que la irregularidad de su situación laboral. “Mientras en algunas actividades contamos con convenios colectivos de trabajo, debemos presentar factura cuando trabajamos en teatros oficiales, inclusive al cobrar subsidios para la producción independiente, lo que precariza aún más nuestra condición laboral”.

En ese sentido, destacan también el lugar de las plataformas, “la población recurre hoy masivamente a la ficción audiovisual para sobrellevar estos días, los grandes beneficiarios económicos resultan ser las plataformas digitales (Netflix, Flow, Youtube, etc) que ni siquiera pagan los derechos de intérprete, una regulación por la que se viene luchando y más que nunca se hace urgente implementar”.

Desde el comienzo de la cuarentena tanto desde la Asociación de Actores, como de Sagai y otras entidades que agrupan a los trabajadores del sector manifestaron la preocupación por el cese de actividades debido a la pandemia, que se sumó a una crisis que atravesó todo el sector durante la gestión pasada de gobierno. “Somos uno de los sectores más postergados en retomar la actividad. Por esto nos sumamos al clamor general para que se tomen medidas económicas que atiendan a la emergencia cultural”, afirman.

Los reclamos del sector son:

-Compensación salarial urgente ante esta parálisis, para todxs lxs trabajadores del sector, que no sea por única vez. 

-Exención del pago del monotributo y autónomos para todxs lxs trabajadores involucrados en la actividad de composición y representación de obras teatrales, musicales y artísticas.

-Líneas de apoyo e incentivos económicos a actores y actrices por parte del Instituto Nacional de Teatro, Proteatro u otros organismos provinciales destinados a la actividad escénica.

-Generación de contenidos en plataformas, que el Estado promueva de manera libre, ofreciendo actividades culturales y de formación que constituyan fuentes de trabajo.

– Incorporación de ficción nacional en los contenidos emitidos en TV, plataformas web y radio.

-Regulación urgente del derecho de interpretación en dichas plataformas.

-Participación de lxs trabajadores en la discusión y elaboración de protocolos para la reapertura de la actividad ficcional de televisión, cine y publicidad, incluída en el rubro 9, y de todas las actividades teatrales. 

La carta lleva las firmas entre otros de Dolores Fonzi, Natalia Oreiro, Susana Rinaldi, Mercedes Morán, Jazmín Stuart, Cecilia Roth, Celeste Cid, Laura Azcurra, Eleonora Wexler, Mirta Busnelli, Julieta Díaz, Nacha Guevara, Carlos Belloso, Diego Reinhold, Carlos Portaluppi, Pilar Gamboa, Marco Antonio Caponi, Virginia Lago, Luis Ziembrowsky, entre otros, además de la adhesión de diferentes movimientos vinculados a las artes dramáticas.