Beyoncé y Taylor Swift inscribieron anoche su nombre en la historia grande de los Premios Grammy al batir sendos récords, en una gala realizada en el Staples Center de Los Ángeles, que se caracterizó por la fuerte presencia femenina entre los principales ganadores. También se destacó Fiona Apple, que ganó en la categoría mejor álbum alternativo. Fito Páez, por su parte, ganó en el rubro mejor disco latino de rock o alternativo.

Beyoncé superó a Alison Krauss como la artista femenina con más Grammys al imponerse en el rubro mejor video musical por “Brown Skin Girl” y en el de mejor actuación de R&B por “Black Parade” y sumar así 28 galardones a su cosecha personal.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte, Taylor Swift se impuso con “Folklore” en la categoría álbum del año, y pasó a integrar el lote de artistas integrado por Frank Sinatra, Stevie Wonder y Paul Simon, que vencieron en ese rubro en tres ocasiones distintas.

La talentosa Fiona Apple, por su parte, ganó en la categoría mejor disco de música alternativa con su excelente trabajo Fetch The Bolt Cutters, aunque no fue partícipe de la ceremonia.

El resto de las categorías estelares de los premios que entrega la Academia de Grabación de Estados Unidos en esta 63º edición fue prácticamente monopolizada por artistas femeninas.

En tal sentido, Billie Eilish, la gran vencedora del año pasado, esta vez se quedó con el preciado cetro a la grabación del año por “Everything I Wanted”; y Megan Thee Stallion se consagró como la artista revelación, en tanto que su tema “Savage”, que cuenta con la colaboración de Beyoncé, se impuso como la mejor canción de rap y la mejor actuación de rap.

“I Cant´ Breathe”, de H.E.R. y Tiara Thomas, fue elegida la canción del año; Dua Lipa se alzó con la estatuilla al mejor álbum pop por su trabajo Future Nostalgia; y la unión de Lady Gaga con Ariana Grande en “Rain on Me” fue consagrada como la mejor actuación pop en dúo o grupo.

En este pelotón de ganadoras, Harry Styles logró colarse con “Watermelon Sugar” como mejor actuación pop en solitario; y Nas, con King´s Disease, como mejor álbum de rap.

Entre los artistas de música latina triunfó Bad Bunny, The Strokes se impuso entre los rockeros, James Taylor se alzó con el título al mejor álbum pop tradicional.

La jornada había arrancado temprano para la afición argentina cuando, fuera de la transmisión oficial, Fito Páez ganó con su trabajo La conquista del espacio un Grammy al mejor disco de rock latino o alternativo.