El próximo 18 de abril se estrena en Netflix la sexta y última temporada de Better Call Saul, una gran noticia para los fanáticos del inefable Saul Goodman, el abogado inescrupuloso y seductor que protagoniza este spin-off de la aclamada Breaking Bad. A la previsible ansiedad por saber cuál será el desenlace de la serie se suma la expectativa de que reaparezcan grandes personajes como Walter White, célebre protagonista de aquella multipremiada producción.

Algunas pistas las sembró el último trailer, y otras, una publicidad de AMC, la señal donde arrancó Breaking Bad hace casi 15 años, que insta a “maratonear” para ver de nuevo la serie que fue la madre de todas las historias.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por un lado, en el último avance de la temporada 6 de Better Call Saul se puede ver a Spooge, un personaje que tiene algunas apariciones en Breaking Bad y que en una de ellas, se cruza con uno de los caracteres centrales de aquella serie: Jesse Pinkman.

Luego, la insistencia de AMC en volver a ver la aclamada producción que dio lugar al spin-off del abogado Saul Goodman es otro gran motivo para creer que puede haber sorpresas, especialmente, en relación a Walter White. Además, la línea temporal de la historia permite todas esas posibilidades.

La nueva entrega de Better Call Saul estará dividida en dos partes, y luego de su arranque en los próximos días, habrá que esperar hasta el 11 de julio para ver los 6 capítulos finales.

El último episodio de Better Call Saul fue emitido el 20 de abril de 2020, por Netflix. El final de la historia estaba previsto para 2021, pero las restricciones por la pandemia retrasaron los plantes de los productores, como pasó en casi toda la industria audiovisual del mundo. Además, en julio de 2021, Bob Odenkirk, el protagonista que encarna al famoso abogado, sufrió un ataque cardíaco en pleno set, por lo que también se debió esperar su recuperación.