Con una enorme expectativa por parte de la audiencia, los nuevos capítulos de la temporada final de Better Call Saul llegan con la promesa de despejar todos los interrogantes que planteó la exitosa serie protagonizada por Bob Odenkirk. Disponibles en Latinoamérica desde mañana, actualizando cada semana hasta el 16 de agosto por la pantalla de Netflix, los seis episodios cerrarán la historia creada por Vince Gilligan que se convirtió en el primer spin-off de Breaking Bad.

Algunas pistas veladas, pero sobre todo mucho suspenso es lo que muestra el nuevo tráiler que da cuenta del lanzamiento de esta entrega definitoria para el destino de Saul Goodman. “Hágase justicia, aunque se caigan los cielos”, dice la frase que marca a este flamante avance, utilizando una máxima del mundo de las leyes, que data de los tiempos de la Antigua Roma.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En pantalla, este nuevo avance se enfoca en un rápido pantallazo por muchas de las locaciones que tuvo la serie durante estos años. El blanco y negro se apodera de casi todo, mientras transcurren las imágenes, donde aparece la fachada exterior del negocio de comida rápida Los Pollos Hermanos, así como también se aprecian flashes del departamento que habitan Jimmy McGill y Kim Wexler (Rhea Seehorn), que se transformó en un lugar más que importante a partir de la imborrable aparición de Lalo Salamanca en el cierre de la anterior tanda de episodios. En un sugestivo contraste, el único tramo del video que se emite en colores es cuando aparece Jimmy ya completamente convertido en Saul Goodman, el abogado corrupto que de la mano de su inteligencia y humor siempre incorrecto se vincula al mundo del crimen en Nueva México, para comenzar a tejer una importante y lucrativa red de contactos.

Uno de los momentos más esperados por los fanáticos es la aparición de Walter White (Bryan Cranston) y de Jesse Pinkman (Aaron Paul), protagonistas de Breaking Bad. Fueron los mismos Cranston y Odenkirk quien, cada uno a su momento, lo confirmaron. Vale aclarar también que tanto Odenkirk como Seehorn dieron pistas, en distintas notas a medios, acerca de situaciones inquietantes e inesperadas que vivirán sus personajes a lo largo de este tramo final.

Con un guión que se desarrolla unos seis años antes de los hechos que se relatan en Breaking Bad, la historia de Better Call Saul representa uno de los spin-off más celebrados del mundo de las series. El foco está puesto en el pasado de Saul Goodman, cuyo nombre real es James “Jimmy” McGill, y en las transformaciones que experimenta el personaje, las cuales pueden descubrirse a lo largo de las seis temporadas. Pero Better Call Saul también hace referencia a lo que le ocurre al famoso abogado después del desenlace de Breaking Bad, cuando debe ocultarse tras el alias de Gene Takovic para huir del rigor de la justicia. Esta es otra de las líneas argumentales cuya resolución más atrapa a la audiencia, de cara a los nuevos episodios que cierran la aclamada producción.