Pensado como un cambio de rumbo para comenzar otra vez, las nuevas canciones de la cordobesa Cci Kiu están listas para ser escuchadas. Desde la salida del single “Decime yes” al que le siguió “Tajo” (en marzo pasado), la cantante, productora y docente preparó el terreno a base de adelantos para el flamante lanzamiento de La Machine, su tercer disco.

El álbum -producido por ella misma-, contó con la colaboración en el proceso de mezcla por Tweety González y fue publicado por el sello Goza Records. Se trata de un todo conceptual de raíz pop, donde los siete temas que lo componen se mezclan con diversas ilustraciones que ayudan a pensar el universo que piden las canciones. “Nunca imaginé lanzar un disco en plena pandemia, pero es algo muy movilizador. Vengo trabajando en estas canciones desde hace dos años, pero justo pasó todo esto de la pandemia. Más allá de eso, siento que había que seguir el curso de las cosas y en eso estamos. Estoy muy contenta con todo lo que pasa”, dice la cordobesa en diálogo con Tiempo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde el nombre del álbum que Cci intenta dejar todo bien claro. En ese contexto, lo personal lo es más que en otras oportunidades. “El disco se llama así porque es un álbum que hice completamente sola. Me refiero a grabar sola los instrumentos, utilizar el software y todo lo demás. Pero La Machine vendría a ser la computadora porque fue como subirte a una nave para trabajar en una cuestión más tecnológica. Yo siempre tuve relación con la tecnología, pero en mis discos anteriores trabajaba con músicos que me acompañaban y relegaba los factores de la electrónica y la utilizaba más como una cuestión atmosférica. En cambio ahora siento que soy más la protagonista en el uso y las decisiones de un estilo marcado, bien pop, así que podemos decir que está más en relación con estilos actuales que se componen desde la computadora y el software como el esqueleto de la música de hoy”.

Hablando de géneros, lo que aclara la cordobesa es que este nuevo disco transita una transición hacia el pop como género, algo que no había sucedido con Permiso para ser yo (2015) y Camaleonicx (2018), los dos primeros discos que llevaron la firma de Cci. “Mi segundo disco tiene una fusión que podemos llamar como canción electrónica, pero con cierta influencia folklórica. Este disco es bien diferente a eso, fundamentalmente por lo concreto.  Considero que la música que una puede hacer es por consecuencia de un presente con la música de hoy. Por ahí es por donde se cambia, sobre todo por experiencias de vida o musicales que te transforman. La música es un canal, y de acuerdo a las influencias que hoy tengo, los sonidos que descubro o la música que me llega, es entonces que se forman mis ganas de hacer o de decir. Después de un tiempo a la música comencé a bajarla al cuerpo, y de ahí también salen estas nuevas canciones, aunque también al haberme metido más con la música electrónica es algo que me influyó, algo que también hizo mi trabajo produciendo a otros artistas. Mi actualidad es un poco todo eso pero bajado al cuerpo”.

La Machine vendrá apoyado fuertemente por un concepto donde, más allá de las canciones, lo visual se impone desde un primer contacto. “Hay un trabajo muy detallado en ese plano ilustrativo, y diría que casi lo concibo como un disco visual desde un inicio. Junto a Rosal de Aquí, una amiga ilustradora de Buenos Aires, logré conceptualizar muchas cosas que van desde los colores, el posicionamiento y la idea general para bajarle a los demás que contiene al disco. Por eso se trabajó con distintas portadas para distintas canciones, sobre todo porque cada tema es un universo distinto. Ella se encargó de hacer una tapa distinta para su lanzamiento por Spotify, pero en el futuro vendrán otras cosas. Fue todo un trabajo fino que terminó lógicamente con la tapa del disco como concepto general. Ese es otro lado del trabajo que vamos a lanzar que me tiene muy contenta”, aclara Cci.

Otro de los aspectos que rescata la cordobesa es su trabajo junto a Tweety González al mando de la mezcla y variados aspectos ligados a la producción, todos elementos que pulieron en resultado final del nuevo disco. “Trabajar con él fue muy bueno por su experiencia. Yo le llevé los temas hechos y el los mezcló, me ayudó a mejorar cosas. Diría que se trató de una especie de coproducción donde él terminó de darle forma a ciertos detalles. Lo que se aprecia es su experiencia y como logra transformar un instrumento en términos de sonido. Tiene la capacidad de sacarle jugo a lo que vos hiciste y eso vale mucho. No por nada fue productor del disco más vendido de Latinoamérica, pero más allá de eso es alguien muy generoso y estar con él es como estar tomando clases de producción y de edición de sonidos. Para mí fue como una doble experiencia para llevarme a otro estudio de grabación”, concluye CCI.


Cci Kiu Presenta La Machine, disponible en las plataformas Spotify, iTunes y redes sociales.