Picnic at Hanging Rock (1975)

Una visión del pasado de la mano de Peter Weir, que también es su consagración como director. En una década que revisa el pasado con meticulosidad, Weir toma esta historia de 1900 para hacer un juego entre ese pasado y el presente australiano desde el que cuenta la historia. En el día de San Valentín del año 1900, unas adolescentes del colegio Appleyard, Woodend, Victoria, van con sus profesoras de paseo por un bosque cercano a las Hanging Rock, una especial formación geológica de rocas. Pero dos de ellas y una profesora no vuelven más, y una más permanece un tiempo desaparecida pero regresa. Sin embargo, nada puede decir sobre lo que pasó. Basada en la novela de Joan Lindsay, Weir desempolva la Australia aborigen para contraponerla a la ‘oficial’ de habla inglesa y pretensiones de pertenencia a un Imperio. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Disponible en YouTube.

Mad Max (1979)

Distopía manifiesta que daría lugar a una de las mejores sagas de cine de la historia. Un debutante Mel Gibson es uno de los mejores ‘interceptores’ de las desiertas autopistas de Australia, una especie de Far West con línea demarcatoria precisa: más allá de un límite, es tierra de nadie; de este lado el Max de Gibson y sus compañeros mantienen a raya a los que incursionan desde la tierra de nadie para saquear casas y vejar gente. Un mundo que perdió su dirección y se dirige hacia la decadencia total, pero que aún no encuentra otro que lo reemplace. Nada tiene sentido excepto el cariño y el amor de los más cercanos. Un apocalipsis tan distinto como creíble en el último año de la década de los 70, cuando todas las utopías habían sido vencidas. Y una crueldad totalmente novedosa para el cine de la mano de George Miller, que haría escuela pronto en Hollywood.

Disponible por suscripción en HBO Max.

Las aventuras de Priscilla, reina del desierto (1994)

Película totalmente disruptiva, esta comedia bien de los 90 cuenta cómo tres artistas de cabaret de Sidney salen de gira hacia la Australia profunda y conservadora para actuar durante cuatro semanas en un hotel de Alice Springs, en medio del desierto rojo. Aunque en el viaje, y sobre todo en Alice Springs, descubren que ese conservadurismo es más una visión de la gran ciudad: lo que hay es una gran apertura a la novedad de las queens y de la transexualidad. Una verdadera aventura que, tomando los estereotipos de los extremos, pone de manifiesto una riqueza cultural más grande que la que se reconoce oficialmente.

Disponible en Amazon Prime Video.

Australia (2008)

Nicole Kidman es Lady Sarah Ashley, una aristócrata inglesa que hasta el momento que narra esta historia se la pasó buscando una perfección superficial, que incluía un matrimonio sin amor, pero también sin hijos. Es 1939, y convencida de que su marido es infiel, deja Londres y viaja hasta Darwin (Australia, donde tienen muchas pero muchas hectáreas) para terminar con esa situación insostenible. Allí la recibe Drover (Hugh Jackman), el guía que trabaja para la familia, tan tosco como torpe para los gustos de Sarah. En ese contraste que comienza con antipatía mutua, Sarah empieza a descubrir un nuevo mundo, que incluye una relación maternal: se hace cargo de Nullah, un chico huérfano. Un retrato de la Australia aún bajo el tutelaje de Gran Bretaña.

Disponible en Google Play Movies.

Animal Kingdom (2010)

Basada en una historia real, sigue los pasos finales de una familia de delincuentes de Melbourne. El joven Joshua Cody, conocido como «J», pierde a su madre por sobredosis, así que se muda con su abuela y sus tíos. Todo parece encaminarse, pero en breve comienza una persecución  por parte de las fuerzas del orden que quiere ser letal: pretenden eliminar de las calles a J. Un thriller hecho y derecho y lleno de violencia, como acostumbra el cine australiano, donde parece que la crueldad tiene un grado de tolerancia superior a la del resto de Occidente. Un film que consigue la extraña seducción de no conseguir empatizar del todo con los perseguidos, pero al mismo tiempo tampoco consigue generar el deseo que los atrapen.

Disponible en Apple iTunes.