La oportunidad de meterse en la piel de un personaje que representa algo totalmente opuesto de sí mismo le terminó resultando irresistible. Más allá de las transformaciones actorales experimentadas en el pasado, Diego Peretti vio una oportunidad única en protagonizar Iniciales SG, el film de la dupla norteamericana formada por Daniel García y Rania Atthieh que se estrenó este jueves.

Peretti interpreta a Sergio Garcés, un actor que casi pisa los 50 años, pero que se comporta como un veinteañero: un verdadero irresponsable e inmaduro que reparte sus días entre su carrera de actor porno y como extra en producciones cinematográficas de dudoso gusto y escasísimo presupuesto. Sus amigos lo llaman “el Francés” porque en sus veintipico grabó un disco de covers del mítico cantante galo Serge Gainsbourg con el que ganó cierta notoriedad, aunque de eso pasó mucho tiempo y sólo pocos lo recuerdan. En el camino, Sergio luchará por cumplir su sueño, el de transformarse en un artista serio y respetado por la industria, aunque en el medio tendrá que manejar una relación amorosa que no le interesa y lidiar con un asesinato involuntario que alterará su triste existencia.

Más allá de sus actividades casi continuas en el mundo del cine y el teatro (ver recuadro), a Peretti se lo ve se lo ve feliz con Iniciales SG: “Las cosas salen y voy sintiéndome contento con el proceso y con ganas de que se vea lo que hago. Disfruté filmando la película y me gustó mucho cómo quedó. Uno hace muchas cosas y a veces quedás particularmente contento con los resultados. Bueno, esta película es uno de esos casos y el producto final también es el registro de lo bien que la pasamos como grupo”.

El nacimiento de un proyecto como este, filmado por una dupla de directores norteamericana, y la incursión de Peretti como protagonista tuvieron mucho de azar. “A mí me convocaron para esta película los directores estadounidenses. Resulta que ellos estaban acá durante el mundial Brasil 2014 trabajando por otra cosa, pero ahí se encontraron con el fenómeno cultural que pasaba en la Argentina con el mundial. Entonces se les ocurrió hacer una película que tenga todo eso como fondo, pero también tomar a un ícono de la canción europea como Serge Gainsbourg para que funcione como emblema poético del film. Otra cosa que resulta graciosa es que ellos me conocieron como actor viendo una película mía en un avión y en ese momento se les ocurrió que yo podía ser el protagonista de la historia que tenían entre manos. Así que comenzaron a investigarme y se encontraron con que tenía una trayectoria hecha en el cine y la televisión local. El nacimiento de este proyecto tuvo mucho que ver con el azar”.

–¡Se dio justo todo!

–¿Viste? A veces suceden esas cosas. Sí, fue justo, porque de lo contrario sería imposible que yo haga una película con directores de Estados Unidos siendo que ellos trabajan en su medio. Inclusive, esta producción recibió un premio muy importante en el Festival Internacional de Tribeca (Nueva York).

–La propuesta te llega de una manera nada convencional. ¿Qué te cautivó para sumarte al proyecto?

–Me pareció muy bueno el guión. Pero enseguida les pedí a los directores que me muestren lo que hicieron antes. Imaginate que ellos querían hacer una película conmigo, pero yo no los conocía. Así que me mostraron una película de ellos que se llamaba H y me pareció hermosa. Antes hubo un paquete de sorpresas porque cuando nos conocimos y me contaron cómo me conocieron me sorprendí mucho, como corresponde. Iniciales SG es una historia de absoluto humor negro, con crimen, romance, buena música, con el Mundial 2014 en las calles de Buenos Aires. Y más allá de eso se trata de un personaje con una personalidad totalmente distinta del mundo que habito, su vida está repleta de pornografía, drogas, esas cosas.

–¿Conocías a Serge Gainsbourg?

–Esa fue otra sorpresa porque no lo conocía. Me puse a investigarlo desde ese momento y no dejé de ver sus videos durante largos meses. Su personaje, más allá de no conocerlo, me pareció muy gracioso. Acá no se lo conoce tanto, tal vez los melómanos, pero no mucho más, así que conocerlo me pareció muy nuevo. Después me compré una biografía y me puse a leer todo lo que se me cruzaba de él, y comencé a entender por qué la directora me elige. Yo tengo una cara que no guarda una simetría muy grande, es rara. Creo que Serge Gainsbourg también tenía algo así, con mucha melancolía. Después traté de que el rol que interpretaba, alguien tan inculto e ignorante emocionalmente, tuviese algo de la impronta del cantante francés, y que se vincula con la forma en que el personaje central de esta historia detiene su personalidad en el tiempo. Recordemos que lo primero importante que mi personaje logra en su carrera es haciendo un disco de covers con temas de Gainsbourg.

–Hay mucho de Peter Pan en esa personalidad.

–Claro, hay bastante de eso y tal vez justamente por eso se quedó en esa parte de su vida. Si no recuerdo mal creo que es también la primera vez que se graba y suena en castellano la música de Gainsbourg en una película. De esto me enteré porque dieron los permisos para eso, así que ahí también hay algo más que nuevo.

–Siempre se dijo que la personalidad de Gainsbourg vivía en su manera de cantar. ¿Cómo te relacionaste con ese factor?

–Tuve que laburar bastante, porque canto en pocas escenas pero me llevó tiempo. En algún momento la directora pensó que podía ser yo quien cantase todas las canciones pero no pudo ser. En el proceso estuve escuchando mucho su material y más todavía las composiciones específicas. A estas cosas tan puntuales que tuvieron que ver con el canto les di especial dedicación ya que es una parte central del film. Algo así me pasó también en Casi leyendas, la película que hice con Santiago Segura y Diego Torres, donde también cantaba. Pero bueno, sin que nadie se enoje, estas canciones eran más difíciles.

–Otra de las situaciones que vive tu personaje se vincula con su rol en la industria del porno. ¿Fue difícil interpretar a ese tipo de actor?

–Fue muy vergonzoso te diría. Tuve que vencer mi pudor para hacer de un actor porno. Tenía que estar desnudo, pero sentí el respaldo de los directores. Siempre que me proponen algo así, me refiero a la exposición, para que lo acepte tengo que sentir que la película lo pide. Me niego a desnudarme para hacer una escena de sexo si no se justifica cabalmente. No me gusta andar en pelotas, pero en este caso el papel así lo exigía. Su puesta del cuerpo y la dejadez que exhibe me parecieron que sumaban al clima y al tipo de poesía del personaje.

–Estrenar en nuestro país es titánico para actores y realizadores. ¿Percibís a nuestro cine de esa forma?

–El cine argentino sufre de algo tremendo porque lleva mucho esfuerzo y tal vez sólo estás una semana en cartelera. El Incaa no puede ser un instituto que sufra los vaivenes de las elecciones políticas. En ese lugar debe haber recursos humanos que ayuden a la realización de películas y los trámites para hacerlas deberían ser efectivos desde un punto de vista responsable de un nivel artístico y rápido desde lo burocrático. Para mucha gente el Incaa termina siendo sólo un trofeo. «

Vecinos exitosos

Pocos éxitos en el mundo del teatro local se extienden tanto en el tiempo como Los vecinos de arriba. La obra dirigida por Javier Daulte y de la que Diego Peretti es uno de los protagonistas centrales junto a Muriel Santa Ana, Julieta Vallina y Rafael Ferro sigue encabezando el primer lugar de las preferencias del público con números que hablan por sí solos. La propuesta superó las 600 funciones siendo vista por más de 200 mil personas, lo cual constituye un fenómeno nada habitual en términos de todo tipo. Cuando se le consulta a Peretti sobre esa repercusión admite que “el exitazo” es consecuencia de un gran trabajo en equipo y de mucho esfuerzo.

“Los que trabajan en esta obra la quieren y la tratan bien. Ahora sólo estamos tres veces por semana luego de tres años en cartelera y eso sigue siendo algo que no es poco. Nos fuimos de gira por el interior del país y cuando volvimos la obra seguía sosteniéndose. Sin embargo, y más allá de todo eso, creo que todo tiene un final y para nosotros será este fin de año. Este tercer año es el de la consolidación como propuesta, y su nombre como mención ya le dice mucho a la gente que la vio y seduce a los que todavía no la vieron. Eso es algo que pasa pocas veces, pero siempre sucede cuando una historia arriba del escenario es tan buena como genuina. Ahí está la clave”, concluye.



...

Un Papá Noel del lado oscuro de la fuerza

Por estos días a Diego Peretti se lo encuentra con una impronta cuidadamente desprolija. Es raro verlo de esa forma pero todo tiene una explicación. Mucho de eso, o casi todo, se vincula con una nueva incursión en el mundo del cine que verá formalmente la luz en alguna parte del próximo año. 

“Llamar la atención por mi aspecto es también un símbolo de que las cosas están en movimiento, al menos en lo laboral, porque a eso se debe esta imagen. Estoy por estos días trabajando en la ópera prima de Gastón Portal que estamos filmando desde hace unas semanas con Natalia Oreiro y Pablo Rago. En ese contexto y a los ojos de una nena de seis años me transformo en una especie de Papá Noel, un tanto oscuro y ladrón. Ella, creyendo que es el personaje normal que conocen todos, le entrega una lista de deseos que incluye una serie de cosas que se van a desarrollar y que marcarán a su familia de manera perversa”, adelanta el actor de No sos vos, soy yo, Tiempo de valientes y Wakolda, entre otras.



...

Iniciales SG

Dirección: Rania Attieh y Daniel García. Elenco: Diego Peretti, Julianne Nicholson, Daniel Fanego y Malena Sánchez. En cines.