En las últimas horas se confirmó la noticia del fallecimiento de Jaime “Jaimito” Cohen, el actor argentino que interpretaba al recordado personaje de Borromeo en “Calabromas”, el famoso ciclo televisivo de Juan Carlos Calabró. Tenía 73 años y residía en Kfar Saba, Israel, país al que emigró en el año 2000.

Además de esa entrañable caracterización de un niño inquieto, capaz de involucrar a su padre, encarnado por Calabró, en los más desopilantes enredos y equívocos, Cohen actuó junto a los más grandes artistas nacionales, tanto en el cine, la televisión y el teatro. Su padrino artístico fue nada más ni nada menos que Hugo del Carril, quien le dio su primera oportunidad a través de una participación en la película de 1955 La Quintrala, doña Catalina de los Ríos y Lisperguer, cuando el actor tenía apenas siete años.

Algunos años después, siendo apenas un adolescente, Cohen, nacido en 1948 en el seno de una familia sefardí de origen libanés, llegaba a la pantalla chica para sumarse al elenco del célebre programa de Alberto Olmedo, El Capitán Piluso. Desde entonces, colaboró con Luis Sandrini, Pepe Biondi, Osvaldo Pacheco y Juan Verdaguer, entre muchos otros, y fue justamente en la televisión donde ganó popularidad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En cine, el actor estuvo activo sobre todo en la década del 70 y 80. Fue parte de Tiro de gracia, Juan Manuel de Rosas y La guita, entre muchos filmes más. En teatro, además de diversos éxitos comerciales, en 1997 y poco antes de dejar el país se desempeñó bajo la dirección del gran Alberto Ure, en la clásica pieza de Molière, Don Juan.