No habrá espacio este año para el cine argentino en la Semana de la Crítica del Festival de Venecia después de la sensación causada en 2017 con “Temporada de caza”, ópera prima de Natalia Garagiola, ganadora del premio del público y de aquí lanzada a una exitosa carrera internacional.

Así lo declaró este lunes en Roma el delegado general Giona A. Nazzaro, presentando el programa de la 32a. Semana Internacional de la Crítica que se celebrará en concomitancia con el Festival de Venecia del 29 de agosto al 8 de septiembre próximos, reservado a primeras y segundas obras.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Una reseña en la que se alternan documentales “Still Recording”, de Saaed Al Batal y Ghiath Ayoub, sobre cuatro años de guerra civil en Siria, con dramas como “Adam und Evelyn” del alemán Andreas Goldstein, ambientado en los días de la caída del muro de Berlín, y comedias como “Saremo giovani e bellissimi” de la italiana Letizia Lamartire y hasta hay espacio para el cine más experimental con “M” de la pop-star finlandesa Anna Eriksson que toma como pretexto la muerte de Marilyn Monroe.

Otra terrible y aún más prolongada guerra civil, la del Sudán, permite al ex documentalista sudanés Hajooj Kuka dar con “A Kasha” (La redada) una mirada irónica a la historia de su país en la óptica burlona de un Mario Monicelli (La grande guerra) y yendo más atrás en el tiempo de un Plauto (“Miles gloriosus) con soldados disfrazados de mujer para escapar a
un castigo disciplinario.

Una pareja de cortometrajistas franco-suiza, Alexia Walther y Maxime Matray, enfocan con humor surrealista en “Bêtes blondes” temas universales como la memoria, el luto y el deseo mientras el serbio Ivan Salatic examina en “Ti imas noc” (Tú tienes la noche) el problema del ocaso y la desaparición de la clase obrera.

Los seleccionadores no se han privado de nada pues en agregado a la semana y fuera de concurso han elegido una fábula india repleta de sangre, invenciones visuales y efectos especiales con “Tummbad” de Rahi Anil Barve y Adesh Prasad y un film de terror llegado inesperadamente de Túnez, “Dacha” del debutante Abdelhamid Bouchnak.