Por diversos motivos, “Granizo” es una de las producciones del año. Con Guillermo Francella como protagonista, la película de Netflix es una de las más vistas en la plataforma y, al mismo tiempo, generó oleadas de repercusiones negativas en las redes. ¿Es una buena película?

El film dirigido por Marcos Carnevale cuenta la historia de Miguel Flores, un meteorólogo famoso y querido que está por estrenar su propio show televisivo sobre el tiempo. Miguel sufrirá en carne propia el riesgo de las expectativas defraudadas: un pronóstico fallido ocultará una tormenta de granizo que golpeará la ciudad y la fe de sus seguidores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Una seguidilla de críticas de sus colegas en los canales más importantes termina de descarrilar su carrera. Un hecho interesante es que aparecen periodistas y/o conductores de la “vida real”: Antonio Laje, Luis Novaresio, Andy Kusnetzoff y María O’Donnell. El rating es todo lo que cuenta en la TV, no es nada personal, negocios son negocios y Miguel Flores se queda sin laburo.

Granizo continúa con un compendio de clichés. Miguel viaja a su Córdoba natal para estar con su hija, al principio escapando de Buenos Aires y el repudio de su gente, pero luego persigue algo de redención como padre. La llave para buscar la revancha aparecerá cuando se encuentre con un personaje muy particular que le enseñará una técnica poco ortodoxa para saber con precisión de reloj cuando lloverá.

La última parte de la película no ofrecerá mayores sorpresas. Continuará el camino de clichés mientras Miguel recupera su autoestima y proyección profesional. El cierre también demostrará que a veces acertar en un pronóstico puede ser catastrófico.  

Granizo es una película que se propone ser entretenida y lo logra sólo en algunos pasajes. Curiosamente o no tanto, hasta ahora la asociación del talento argentino y Netflix no alcanza resultados artísticos convincentes.