El cantante Carlos “Indio” Solari puso en duda la posibilidad de volver a brindar un recital al asegurar que no sabe “si habrá otra misa”, como sus seguidores denominan los conciertos, y condicionó esta posibilidad a que aparezca “una medicina nueva que prolongue mi bienestar un ratito más”.

“Yo he aprendido a decir que no sé. El resto del cuerpo está como un pibe de 28 años, el gran problema es que no genero dopamina. Y eso, cada tres horas, me provoca una hora y media en la que estoy muy mal. No puedo viajar. Si yo pudiera tener una meseta… Lo que más quiero en esta vida es tocar en vivo, pero en este momento no puedo. Yo me he sentido más cómodo arriba del escenario que en cualquier otro lugar; porque es donde todo el mundo está a favor tuyo. Pero evidentemente en este momento no puedo y tampoco tengo para adelante mucha vida. Vamos a pensar que no lo voy a hacer, salvo que la medicina lograra mantenerme en un estado para poder hacerlo”, fue su respuesta.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin embargo, dejó abierta una posibilidad para volver a ver un recital en vivo: “Quiero hacer un show en directo con los músicos en el estudio para que lo vea la gente”, aseguró.

Los dichos del Indio se produjeron durante una charla grabada con Figueras en la sala Jorge Luis Borges de la Feria del Libro para presentar ‘Recuerdos que mienten un poco’.

“Siempre tengo proyectos. Cuando hay tanta gente que se conmueve con lo que hacés, proyectos no faltan nunca. Estoy dibujando otra vez y escribiendo”, sostuvo el artista de 70 años cuya última presentación en vivo fue el 11 de marzo de 2017 cuando congregó a unas 300.000 personas en la localidad bonaerense de Olavarría.

El músico también se refirió a la situación política y económica actual. “Empieza a haber un odio contra el Gobierno por las medidas que está tomando. Pero no previamente. No prevén que esto pueda pasar”, señaló y se refirió al asesor presidencial Jaime Durán Barba: “¿Crees que Durán Barba es un genio? Es un tonto. Es mago para esas cosas? Vos no te comerías el rosco ni en pedo. Ves el spot y sabés a quien está apuntado”.

“Hay gente que está 12 horas sentado para ganarse la comida. ¿Le vas a pedir que cuando para a comerse un pancho lea a Foucault? No. Y eso hace que seamos sojuzgados por intereses que no son nuestros”, sostuvoy concluyó: “Vivimos copiando. Quizás porque seguimos siendo colonia. Si está el Fondo Monetario gobernando el país no me queda más que pensar que no tenemos decisión económica”.