Reconocida como una de las series más aclamadas de la historia, Game of Thrones quebró múltiples récords de audiencia durante sus ocho exitosas temporadas. La producción de HBO durante ese transcurso se adjudicó múltiples premios y sus actores rápidamente fueron reconocidos a nivel mundial.

Sin embargo y a pesar de haber concluido en su octava temporada, generando un gran sentimiento de orfandad entre los fans, la serie continúa ofreciendo novedades. Recientemente, el actor Iwan Rheon, quien interpretó al villano Ramsay Bolton, ofreció una entrevista para el sitio británico Metro en la que contó pormenores de la producción, concretamente en referencia a la quinta temporada. Rheon hico hincapié en la escena en la que su personaje viola a Sansa Stark (un rol interpretado por Sophie Turner), que en su momento generó fuertes controversias.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El actor aseguró que “fue horrible. En Game of Thrones pasé el peor día de mi carrera actoral”. Luego, explicitó: “Nadie quería estar ahí, nadie quería hacerlo, pero teníamos que contar una historia y finalmente lo hicimos. Y no fue algo que se hizo de manera sensacionalista. Fue algo muy, muy difícil de ver y representa algo horrible que no debería suceder”.

En pantalla, Rheon interpretó a un personaje siniestro que no dudó en matar, torturar y engañar a sus semejantes con tal de alcanzar sus objetivos enfermizos. Más allá de eso, diferencio esos trabajos de la controvertida escena que recordó para la prensa. “Cuando le quitás un dedo a un personaje, eso es solo un pedazo de plástico. Pero en esa famosa escena estábamos representando una situación auténtica, real”.

La historia de Game of Thrones todavía continúa generando todo tipo de comentarios y expectativas. Es cierto que ya se encuentra en proceso de producción House of Dragons, una nueva entrega que en realidad será una precuela de todos los sucesos conocidos.

Pero hace pocas horas se dio a conocer un estudio que convocó la curiosidad de muchos fans. Un grupo de matemáticos, psicólogos y físicos de diversas universidades británicas publicaron un texto en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) en el que relacionan el accionar de los personajes de ficción con las decisiones que hubieran tomado seres humanos de vivir esas circunstancias. Según el estudio, la lógica de los personajes de la serie favorece la empatía de los espectadores y por ende su éxito.