Por estas horas, el estreno de la miniserie de Netflix Jimmy Savile: Una historia de terror británico sacude a la opinión pública. En efecto, la producción original de la famosa plataforma está dando que hablar, a partir de su revisión de la doble vida del conductor más querido y exitoso de Inglaterra, de quien luego de su muerte, a los 84 años de edad, se estima que pudo haber cometido entre 400 y 500 delitos sexuales, incluso contra menores y ancianos.

El DJ y presentador del célebre programa musical Top of the Pops comenzó su carrera en radio Luxemburgo y en discotecas de Leeds en sobre los años 60, aunque saltó a la fama una década después, con su arribo a la televisión. Desde entonces su figura no paró de crecer, convirtiéndose en una de las personalidades más influyentes del siglo XX en el Reino Unido. Junto con Jimm’ll Fix It, otros de sus emblemáticos envíos de la BBC, Savile no sólo lideraba el rating sino los corazones de la gente.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Millonario y filántropo, sus cuantiosas donaciones para obras de caridad le valieron ser condecorado como Caballero por la Reina Isabel de Inglaterra y codearse con los principales actores políticos y mediáticos del Reino Unido, desde los Beatles hasta el Príncipe Carlos, Margaret Thatcher o el Papa Juan Pablo II. Extravagante y carismático, Savile era adorado por chicos y grandes.

Pero luego de su muerte, ocurrida en octubre 2011, salieron a luz centenares de denuncias de abuso sexual cometidos por el presentador contra niños, niñas, adolescentes y hasta ancianos y que hoy, según estimaciones de la misma BBC, podrían superar los 400 casos.

Casi un año después de su fallecimiento, un documental de la emisora ITV puso al aire material con denuncias de distintas mujeres que referían que el conductor había abusado de ellas cuando eran menores de edad. Ese fue el puntapié para una serie de acusaciones que determinaron que la misma Scotland Yard tomara cartas en el asunto. Lo que salió a la luz fue escalofriante: entre 1955 y 2009, se estima que Jimmy Savile se comportó como un verdadero “depredador sexual”, cometiendo abusos incluso dentro hospitales y en su lugar de trabajo contra personas de entre 5 y 75 años.

Pero tal como se ve puede ver en Jimmy Savile: Una historia de terror británico, no sería eso lo más grave. Según las investigaciones, la primera plana de la BBC, colegas y muchas otras personas conocían perfectamente el comporatmiento del presentador y lo mantuvieron en secreto. Más aún: un año antes de que se emitiera el programa de ITV, Newsnight, un envío de la propia BBC había llevada a cabo un exhaustivo trabajo que daba cuenta de los crímenes, pero a último momento se desestimó la idea de ponerlo al aire.   

El caso de Jimmy Savile implicó a todas las esferas de la vida pública del Reino Unido. Siendo una figura de tanto peso, con un espacio central en la televisión desde 1975 y hasta medidados de los 90, el DJ fue parte de iniciativas de lo más variadas y sus contactos alcanzaban a las personalidades más importantes. Por eso, la noticia acerca de sus abusos se transformó en una cuestión de estado. Hoy, de hecho, las víctimas pueden ser indemnizadas, tal lo que estableció la justicia británica.