80 años. El número es tan redondo que casi tiene el mismo peso que la efeméride. De estar con nosotros en este plano, el para siempre Beatle John Lennon estaría cumpliendo esa cantidad de años, y seguramente habiendo hecho mucho de lo que le gustaba hacer y que tanto amaba el resto del mundo.

Resulta imposible no pensar en todo lo que hubiese hecho si su vida no se hubiese apagado a los 40 años. Era joven en ese entonces, había lanzado un nuevo disco –Double Fantasy, un pack de canciones en el que celebraba el amor que sentía por su mujer, Yoko Ono-, después de cinco años de vivir una vida más normal y cansina, sobre todo luego de haber sido padre por primera vez de Sean, el primer y único hijo de la pareja.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A menos de un mes del lanzamiento de ese álbum retorno, el 8 de diciembre de 1980 moría bajo las balas de Mark David Chapman, un psicótico, un demente que todavía está preso en una cárcel de Nueva York a pesar de haber solicitado muchas veces la libertad, algo que los jueces le negaron en once oportunidades (la última de ellas en agosto pasado) por considerarlo peligroso para el resto de sus semejantes.

Pero la desaparición física de Lennon no impidió que cada 9 de octubre el mundo recordase que estaría cumpliendo años en esa fecha, de la misma forma que millones se preguntan qué estaría haciendo en estos días, qué nuevas canciones discos y causas habría apoyado en todas estas décadas.

En vida Lennon fue el Beatle más reacio y contestatario de todos. Su feroz negativa a todo tipo de conflicto armado lo llevó a devolver la Orden de Caballero de Inglaterra, algo que hizo con sus otros compañeros de Liverpool. Pero no se quedó solamente en eso porque también se manifestó contra el hambre, las diferencias económicas entre los seres humanos, y fundamentalmente la guerra de Vietnam. En su figura no solamente vivió el gran compositor y el pacifista eterno, porque también fue el tipo que enarboló las críticas al machismo en favor de las mujeres, más allá de haberse autocalificado como un celoso patógeno. Todas y cada una de esas aristas le daban forma al John Lennon que conocemos.

Por estos días su aura está tan presente que cualquier que no conociese su historia no diría que su ausencia lleva casi cuatro décadas. Quienes picaron en punta en el recuerdo fueron los directivos de la BBC, quizá la organización en términos de comunicación que más material tiene sobre el ex Beatle y que ofrece como disponible para el mundo entero.

Así, desde el sábado último lanzaron un especial de 6 ricos capítulos (algo más de 5 horas de duración que puede escucharse acá: ttps://www.bbc.co.uk/sounds/b….) para recordar a Lennon por parte de sus amigos y familiares. En ese gigante homenaje de la cadena radial británica participan Elton John, Paul McCartney y sus hijos, Julian y Sean. Pero en todo eso lo que resalta es el capítulo en el que el propio John ofrece un reportaje extenso y revelador a la propia BBC. Se trata de un material que desde su propia voz recorre con precisión quirúrgica los inicios de los Beatles y el triste final del grupo, la finalización del sueño conjunto que enarboló junto a Paul, George y Ringo.

“Miro atrás como si fuese un fan”, dice McCartney en parte del especial cuando es consultado por Sean en relación al primer encuentro que tuvo con su padre. “Fui una persona afortunada al conocer a ese pibe extraño que bajaba de un colectivo y que hacía música como yo. Sin duda nos complementábamos”, acota el ex Fab Four.

Otra de las celebraciones por su natalicio vendrá por el lado de su música. Por eso este viernes 9 de octubre se lanzará Gimmie Some Truth. The ultimate remixes, un box set de lujo que contendrá 36 de sus clásicos con novedosas mezclas. La edición que será lanzada en digital, CD y vinilos fue curada especialmente por Yoko Ono y su hijo Sean, resaltando lo artesanal del trabajo meticulosamente realizado. Lo novedoso del lanzamiento es que se trabajó en base a las cintas originales registradas por Lennon, pero también contará con un libro de gran tamaño que contará la historia de las canciones, pero también habrá entrevistas, fotos inéditas, cartas y diversos recuerdos de John y Yoko nunca antes fotografiados. Ahí, en ese mar de memorabilia se promete la inclusión fotográfica de la carta que Lennon le envió a la Reina de Inglaterra al devolver su medalla como Caballero del Reino Británico.