Nuevos trucos, trampas, estrategias de hipnosis, palabras claves, expresiones que abren la puerta a nuevos juegos y artimañas increíbles vuelven para hechizar la cartelera de los cines locales en la película Nada es lo que parece 2, secuela del éxito comercial de 2013 que estrena el jueves 18 en los cines locales.

Además de un guión lleno de sorpresas, este film reúne nuevamente un gran reparto conformado por Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Dave Franco (hermano de James), Morgan Freeman y sir Michael Caine en los roles originales a quienes se suma -el ahora ex Harry Potter- Daniel Radcliffe y Lizzy Caplan (de la serie Masters of Sex).

Con estos nombres el director Jon M. Chum narra el regreso del grupo de magos llamados Los Cuatro Jinetes, un año después de burlar al FBI y ganarse la devoción del público con sus espectáculos milagrosos de magia al mejor estilo Robin Hood. Esta vez vuelven a sus aventuras para exponer las prácticas poco éticas de un magnate de la tecnología.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según Chum, al contar con un elenco de tanto talento, todo le resultó más fácil de lo habitual. “Fue una gran experiencia dirigirlos a todos juntos. Siendo niño no te puedes imaginar que algún día llegarás a trabajar con estas leyendas. Aprendí mucho de ellos”, afirmó el director, que también dijo que “cuando tienes actores así, puedes lanzarles cosas locas e imposibles y ellos le impregnan un realismo que atrapará a la audiencia”.

Para el nominado al Oscar Mark Ruffalo, la clave fue la buena energía que hubo en el set durante todo el rodaje. “En ambas películas se ve en el resultado final la misma alegría que tenemos entre nosotros en la vida real”. También destacó la puesta de cámara del director, como elemento narrativo. “Filmando la primera película, había una sensación casi experimental”, recuerda Jesse Eisenberg. “Esta vez, ya sabíamos cual era la mezcla correcta de humor, intensidad y espectáculo.”

Woody Harrelson, por su parte, explicó que amó tanto la experiencia que vivió durante la primera película que estaba ansioso por protagonizar la secuela. “Había tanto por explorar en este thriller policíaco de magos que simplemente tenía que hacerlo”, dijo el actor cuando le preguntaron acerca de qué sintió en el momento en el que le ofrecieron repetir el papel para la secuela.
Entre los dos actores con más experiencia, están Sir Michael Caine y Morgan Freeman. Para el inglés la película es como un gran truco de magia, “continuamente tratas de entenderlo pero es hasta el final que se revelan todos los secretos”, mientras que para el afroamericano es un franquicia que “fue muy bien escrita y concebida en términos de ofrecer magia a gran escala, lo que es algo innovador”.

Producción: Nicolás Peralta