Hasta ayer, jueves 7 de noviembre de 2019, sólo había recuerdos. Nada más que imágenes capturadas y reconfiguradas en los pensamientos de quienes el 5 de abril de 1998 estuvieron en el Estadio Monumental y presenciaron el último de los cinco conciertos que los Rolling Stones dieron aquella vez, en el marco del Bridges to Babylon Tour. Fue una noche especial. No sólo porque la legendaria banda británica se despedía de la Argentina y habría que esperar ocho años para volver a verla por estos confines, sino porque además Bob Dylan se subiría al escenario para cantar “Like A Rolling Stone” junto a Mick Jagger y Keith Richards, quienes reversionaron ese clásico del folk norteamericano para el álbum Stripped, en 1995. Claro que hubo cobertura de prensa y que el registro gráfico está en los archivos de los diarios y revistas de la época. Pero al fan le faltaba una apoyatura para completar su película.

Desde hoy, 8 de noviembre de 2019, se puede empezar a rearmar ese rompecabezas gracias al lanzamiento de “Bridges to Buenos Aires”, un documento inédito hasta el momento, que revive aquel concierto completo, restaurado, remezclado y remasterizado. Sin embargo, hubo un selecto grupo de 40 fans de los Rolling Stones que se le adelantó al mundo entero y que pudo revivir el espectáculo en el mismísimo estadio de River Plate, un día antes de su estreno mundial. Fue en el microcine del Monumental, en una iniciativa conjunta entre el Departamento Cultural del club, 40×5 Tributo Bar (que sorteó 20 lugares para la proyección), Universal Music Argentina y FM Aspen (que entregó los restantes 20 asientos a través de un concurso).

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sol tiene 20 años y nunca vio a los Stones en vivo. Sin embargo, se ganó un lugar convenciendo a la emisora radial por mail. “Les conté que me gustan y que gracias a ellos aprendí a tocar la armónica”, contó la joven que llegó desde Lanús para el evento. Al igual que para muchas generaciones de jóvenes, para Sol escuchar a los Rolling Stones significó conocer a otras bandas y artistas. “Gracias a Keith Richards conocí a Eric Clapton y a Chuck Berry”, agregó mientras se acomodaba en su butaca para vivir por primera vez aquel concierto que se desarrolló cuando ella aún no había nacido.

Un par de filas más adelante, Candela luce una remera blanca con la lengua como estandarte. Ella fue una de las que ganó el sorteo realizado por 40×5 Tributo Bar. Tenía 24 años cuando vio en vivo a Jagger, Richards y compañía acompañados por Dylan. “La presencia de Bob fue la frutilla del postre de aquel show impresionante”, recuerda Candela y explica el inicio de su amor por los chicos malos de Londres: “Mi primer recuerdo con los Rolling Stones es gracias a mi hermano, que me hizo escuchar un cassette. A partir de ahí seguí, y hoy en día son una parte de mi vida, porque cada canción forma parte de algún momento particular”. Y cerró: “Los ponés y la energía te cambia”.

Máximo Fernández, es colaborador del Departamento Cultural de River Plate. Tiene 30 años y cuenta que el club es como su casa. Sin embargo, sólo vio a los Stones en el Estadio Único de La Plata, en su última visita a la Argentina, en febrero de 2016. “Fue extraño tenerlos fuera de casa –recuerda Máximo –. Es que acá se respira cultura constantemente… Tocaron los más grandes de la historia. Y esta va a ser siempre la casa de los Stones, no tengo dudas”. Luego, en relación a la proyección de “Bridges to Buenos Aires”, agregó: “Nos genera mucha emoción presentar esto acá, porque el cemento de este estadio transpira rock por todos lados. Es un orgullo para nosotros tener la posibilidad de realizar el pre estreno mundial del video de este show”. Editado por Universal Music, “Bridges to Buenos Aires” estará disponible en varios formatos: DVD; 2 CD + DVD; 2 CD + BLUE-RAY; vinilo triple y en una edición limitada de vinilo triple color azul.

Juan Ignacio Muñoz es el creador de 40×5, el bar tributo que se constituyó hace 17 años como el epicentro por excelencia de la tribu Stone en Buenos Aires. Los Rolling Stones son parte de su día a día, y sus sentimientos, genuinos: “Es realmente muy movilizante para un fan poder revivir un concierto. Es increíble: los Stones te regalan todas las emociones juntas porque estamos viendo pasado, estamos disfrutando el presente y ya estamos pensando en el futuro, porque hace 21 años de este show y no se puede creer que ellos sigan en la ruta”.

El lugar no le es ajeno. Siente al Monumental como su casa y por eso la alegría es mayor: “Estos pequeños placeres, de poder estar acá, en el lugar de los hechos, es realmente emocionante. Este documento inalterable es como haber encontrado un libro usado en una librería, que, si bien no tiene olor a nuevo, es una perla para nuestra casa, para nuestra colección”.

Los Rolling Stones visitaron la Argentina en cuatro oportunidades: 1995, 1998, 2006 y 2016. Siempre se dijo, en cada una de ellas, que esa visita sería la última a nuestro país. Por ahora, la de 2016 es la única que cuenta con esa clasificación. Y para Juan Ignacio, el lanzamiento de “Bridges to Buenos Aires”, renueva las esperanzas: “Esto refuerza las ganas y las expectativas, porque acá siempre seguimos esperando una nueva visita de los Rolling Stones”.