Se cayeron fechas, no se puede salir y para hacer frente a la profunda crisis económica que el sector de la cultura independiente está atravesando por la pandemia callarse no es una opción. La idea surgió en la primera  semana del aislamiento social, preventivo y obligatorio: hacer el Festival Distópico Disidente Digital, para seguir gritando lo que ven, sienten y piensan. Sera el este viernes 12 de junio  a las 21, por  Vimeo, con un link exclusivo, y con una contribución que irá desde los 100 hasta los 1000 pesos.

“Es una idea que nace entre nosotres para tener un ingreso y demostrar lo debilitado que había dejado todo los últimos cuatro años de neoliberalismo salvaje, y como se siente la precarización de nuestro sector”, cuenta  Lautaro Pane, conocido  como Zepe Qu, percusionista  de Sudor Marika,  que está a cargo de la producción de este nuevo festival musical que nace durante el marco de la emergencia cultural reinante. “Este festival en realidad está mal. Es una manera de salir, pero no nos parece re diver o  una manera innovadora. Debido al cierre de los espacios culturales como medida preventiva para el cuidado masivo de la salud, somos muches les artistas que nos vemos imposibilitades de realizar nuestro trabajo. Es por eso que hoy la cultura está en emergencia. Y por eso todes rápidamente se coparon”, dice Zepe.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“En este contexto quedamos totalmente desprotegides, así que como grupo de artistas autogestionades de la escena disidente, nos organizamos a través de este festival digital para poder generar un mínimo ingreso como  sostén para nuestros proyectos y  economías que en la mayoría de los casos está sumamente precarizada por cuatro años de macrismo. Sin monotributo, sin planificación ni horizonte para la cultura. Nos preguntamos de que vamos a vivir si muches de nosotres nos dedicamos a la industria cultural así que como siempre hacemos nos pusimos en acción”.

Zepe también destaca que no son solos músicos los afectados sino que “hay un montón de gente involucrada en esto: sonidistas, iluminadores, stage manager, vestuaristas, escenógrafos, plomos y todos los que tienen algo que ver con el entretenimiento y la cultura por fuera del mainstream”.

Con sus cumbias piqueteras de letras picantes y un sonido tropical y combativo, los Sudor Marika poseen un estilo que interrumpe lo hegemónico  y se planta ante lo obvio, alimentado nuevos imaginarios, perturbando lo establecido llamando a moverse. A esa impronta se sumarán, desde sus casas, Gemma Ríos,  Son Pololos, Susy Shock y Barbi Recanati, con sus respectivos talentos.

“Más allá de la fuente de trabajo coartada, también vimos peligrar la escena que veníamos construyendo, autogestiva e independiente, que venía ocupando cada  vez más espacios, organizando buenas movidas por fuera delo sectores dominantes e impuestos desde la cultura hetero-cis, generando espacios disidentes, abrazades por el feminismo.” 

Zepe entiende que los productos culturales que están sobreviviendo a la pandemia son los de mejores recursos, los que cuentan con las mejores tecnologías y acceso a ellas, pero desde el under no se puede dejar de producir para contrarrestar eso. El lugar que nos ganamos a los codazos solo lo mantenemos con algo de calidad y nos pusimos a trabajar para ver  que hacer sin que sea solo un videíto grabado con el celu”. 

Las redes de contención de producción y de trabajo que forjaron con los años se activaron, para quien no tenía algo como un micrófono o una placa de sonido, una cámara o algún otro material necesario, la tuviese para ir armando el festival. “Si tuviésemos los recursos podría durar dos días, porque esta escena disidente es grande  somos  muchos: están las Cumbia Queers, Rebelión en la zanja, Paula Maffia, Marilina Bertoldi, Rocío Tirita, hay una escena emergente  que se detuvo y que debemos ver la forma que mantener. Esta es la prueba piloto”, dice Zepe aunque reconoce que nada reemplaza al arte en vivo.

“Las nuevas plataformas son recursos interesantes pero la magia son los cuerpos vibrantes en un mismo espacio,  y ahí si no se excluye a nadie como si lo hace la tecnología, entonces este es una manera de salir del paso pero nunca un objetivo.  El trabajo en conjunto, en red, es un sostén económico y espiritual que nos dimos que queremos continuar. No queremos volver a la normalidad que nos llevo hasta acá, si no es momento de ver como  no ser más esta humanidad y  organizarnos de otra forma comunitarias cooperativas y horizontales”, explica.

La conducción del evento estará a cargo de la artista trans Michelle Lacroix, que presentará a los participantes con su impronta de  humor tenaz e inteligente. “La idea es sostener políticamente nuestra manera de mostrar lo que pensamos  y hacemos. No dejar que nos imponga la invisibilidad  desde los discursos hegemónicos,  y sabiendo que a partir de políticas públicas más inclusivas estábamos logrando cosas  en las luchas culturales y sociales que teníamos” sostiene Zepe que siente que la angustia se cura con arte.


Festival Distopico Disidente Digital. Producido por Sudor Marika y bajo la conducción de la artista trans Michelle Lacroix, presentará a Barbi Recanati, Gemma Ríos, Son Pololos y Susy Shock, con material inédito, creado desde sus casas. Se difundirá mediante VIMEO, con un link exclusivo, luego de realizar una contribución por la plataforma TICKET Hoy, que va desde los $100 en adelante hasta los mil. Es el Viernes 12 de Junio  a las 21hs.