Pasó por varios centros culturales con proyecciones a la gorra y también por algunos festivales, pero por fin Bufones de la risastencia tuvo su debut oficial. El film documental del reconocido cineasta Patricio Escobar ya puede verse en el cine Gaumont y a través de Cine.ar y YouTube.

En este nuevo trabajo, el realizador indaga sobre el rol de aquellos que nos hacen reír y pensar: los bufones. Se mete con la raíz histórica de esta figura, explicando su verdadero rol por fuera del uso despectivo de la palabra y echando luz sobre sus versiones actuales. Además, analiza el rol político de la risa mostrando el verdadero accionar de la tarea bufonesca: a través de la sátira, el grotesco y el sarcasmo como armas intentan despabilarnos, diciendo verdades para despertar conciencias.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Es una figura que me llamó la atención, porque no se trata de aquella que el imaginario social instaló como la del tonto o el loco que sólo hacía reír al rey en la Edad Media. Los bufones vienen a insinuarnos cosas desde el humor y el sarcasmo para incomodarnos. Además, eran la mano derecha del rey, los únicos que tenían confianza para marcarle por donde ir. Esa inteligencia para sobrevivir e influir en el cuerpo social me pareció interesante”, cuenta el realizador. Antes de la pandemia busco expertos para conocer cómo era que las palabras de los bufones tomaban cariz político mientras se reían de la sociedad y de sus problemas.

La película cuenta, entre otros, con los testimonios de Enrique Symns, del actor y dramaturgo Marcelo Savignone, del psicoterapeuta y director brasileño Joaquim Elias, del teatrista chileno Andrés del Bosque y del bufón más importante de Europa: el español Leo Bass. Además, hay una subhistoria actuada con bufones nacionales como Microbio Bufonetta (Mariano Fernández), Marga Peloso (Huilén Medina Senn), Nariz (Lucía Snitcofsky), Bufona del Río (Eleonora Valdez) y Lamilica (Malena Vieytes). “Tratamos de darle plasticidad a la historia con un guión que incluya también una representación ficcional para pensar en nuestros problemas, algunos de los tantos, a modo de ejemplo de cómo funciona la tarea del bufón. Además, ellos me guiaron por el tema y me ayudaron a escribir o elegir a los entrevistados, y me contaron que en distintos pueblos existía esa figura”. Aportan también sus miradas sobre el tema Gastón Borges, director y autor que señala al bufón como “el que destapa la olla”, Mario Aguerre Ferrer, actor, director y pedagogo teatral, así como el actor, director y dramaturgo uruguayo Dada.

Hoy, después de tanto, llegar al cine con Bufones de la risastencia es para Escobar todo un logro. “Los documentalistas muchas veces no tenemos lugar de exhibición. Por eso, por ejemplo, buscamos un circuito por fuera del instituto de Cine, con una red de centros culturales y festivales como para poder mostrar lo que hacemos. Estaría bueno que el Incaa pueda darle más espacio y dejar de tratarnos como el hijo bobo. Ahora te mandan directamente a plataforma, ok, pero hay que darles a los trabajos salas y pantalla, porque es cine.” Escobar opina que la pandemia perjudicó mucho a una industria que ya venía golpeada, y es bastante crítico de la gestión de Puenzo. “Al cine independiente lo tiene bastante olvidado. Creo que debería darle más manija, con publicidad, un trabajo de difusión por redes sociales y medios para instalar el tema y apoyar más al género. Además, tratar de tener más lugares de proyección”.

La trayectoria fílmica de Escobar se inició con La crisis causó 2 nuevas muertes, en 2006, documental que reconstruye minuciosamente lo ocurrido en la masacre de Avellaneda y la manipulación mediática sobre los asesinatos de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán (hecho que este año cumple 20 años, dándole mucha vigencia a aquel trabajo). Luego vinieron cinco películas más: Sonata en Si menor, Bienaventurados los mansos, ¿Qué democracia? y Antón Pirulero (todas disponibles online). “Yo vengo del palo del periodismo de investigación, pero con el documental puedo expresar todo lo que me interesa del sistema social y político. Cuando uno está disconforme con la manera en que se está viviendo, puede criticar con este tipo de cine a las instituciones que mantienen este sistema capitalista”. Sus films abordan el tema del periodismo hegemónico, la democracia representativa, la iglesia católica, entre otros con los que el director se mete en la discusión política. “Hay que enfrentarse a los paradigmas de que todo es crecimiento económico, libre comercio y globalización, porque esa búsqueda es el problema que genera desigualdad y sufrimiento. Por eso hay que hacer como el bufón y tratar de decirlo con ingenio y no dejarlo pasar y que avance en las sombras.”

Escobar fue también el encargado de la fotografía de Diciembre, el trabajo de César Gonzalez y Alejandro Bercovich sobre los hechos del 19 y 20 del último mes de 2001. “Me sumó al grupo Nahuel Prado, que en general hace la música de mis pelis, y la verdad que estuvo bueno. La hicimos en dos o tres meses y fue una locura, yo en general tardo años en el armado. Por primera vez hice un trabajo de segunda línea, sin estar a cargo y fue una gran experiencia, pude aportar mi conocimiento y me sirvió como experiencia, sin ser la cabeza del proyecto”.

Bufones de la Risastencia. Un documental de Patricio Escobar. Con la participación de Leo Bassi , Andrés del Bosque, Enrique Symns y Joaquim Elias. Hasta el 26 de enero funciones a las 19.30 en Cine Gaumont, Avenida Rivadavia 1635. También disponible en Cine.ar.