Tercera temporada de la dislocada serie de superhéroes: Monocle, Spaceboy, Kraken, Rumor, Seance, Number Five, Horror y White Violin, todos ellos con características bastante extrañas para lo que la fantasía popular está acostumbrada: cada uno tiene una discapacidad diferente. Y pese a que no parecen tener un padre en común, lo tienen. Y quieren saber por qué murió, ya que todos sospechan que lo mataron. Así que reúnen sus bien disímiles personalidades para trabajar juntos y resolver la misteriosa muerte de su padre. Y en esta temporada continúan su búsqueda e investigación, que los acerca a un complot de envergadura desconocida.

Desde el miércoles 22 por Netflix.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El refugio

Alberto Guerra, Ana Claudia Talancón, Zuria Vega y Alfredo Castro son las estrellas de esta nueva producción de los hermanos Juan de Dios y Pablo Larraín. Que cuenta el momento de una familia que está atravesando las horas más extrañas de su vida: en el lugar en el que van a disfrutar de la naturaleza y la vida en familia, comienzan a aparecer fenómenos inusuales que atribuyen a fenómenos de la naturaleza. Sin embargo, todo ocurre a través de sus pantallas. Fuera de ellas, en la calle, no pasa nada. Al menos al principio. Con todo el terror que produce lo incierto, esa sensación de incertidumbre interminable, unos padres deben proteger a sus hijos de un enemigo que no sólo no ven, sino que no saben sus mínimos parámetros de comportamiento. Pero son humanos, y si la especie sabe de algo, es de buscar parámetros de comportamiento de aquello que no conoce a fin de darle una explicación, en el mejor de los casos, un sentido. Por si fuera poco, la serie viene dirigida por alguien que sabe en esto de generar misterios y ver cómo se pueden resolver entreteniendo y sin perder el verosímil: el argentino Pablo Fendrik.

Desde el jueves 23 en episodios semanales por Startplay.

Loot

En la vida de la multimillonaria Molly Novak (Maya Rudolph) los días pasan en jets privados, una mansión y un yate que parece un estadio de fútbol. Todo lo que viene soñando desde hace tiempo. Desde antes de haberse casado, hace ya más de 20 años. Pero su esposo la traiciona. Peor aún: ella descubre a su amante en su propia mansión de veraneo. Y ella, en vez de resguardarse para que no se vea su dolor, lo saca a pasear por donde transita y todo se vuelve casi viral. A punto de tocar fondo (no ese fondo que permite rebotar, sino el que amenaza con atrapar sin posibilidades de escape), se entera de que es titular de una fundación benéfica que le sirve de salvavidas. Desde allí iniciará su reconstrucción. Historia de nuevo comienzo, sororidad no vociferada y de las cosas que las mujeres no ven sobre sí mismas hasta que se enfrentan a una crisis y tienen que descubrirse nuevamente.

Desde el viernes 24 de junio por Apple TV+.

Chloe

Erin Doherty (Becky Green) es una chica obsesionada con la imagen perfecta que siente que reflejan las redes sociales de su amiga de la infancia Chloe Fairbourne (Poppy Gilbert). Chloe está felizmente casada, su marido es alabado por las mujeres en general. tiene un círculo de amigos y amigas que no dejan de hablar bien de ella. La envidia se convierte en adrenalina y prácticamente vicio cuando Chloe muere inesperadamente y Becky empieza a fantasear con ocupar el lugar de Chloe. Y lo hace con éxito. Se infiltra en ese mundo que ella creía de fantasía y se convierte en una heroína de las redes, una chica transgresora, en la que convierte a Chloe en una verdadera estrella. Pero el juego tiene, en su propio éxito, su calamitosa caída.

Miniserie de 6 episodios desde el viernes 24 por Amazon Prime.

Westworld

Cuarta temporada (algunos dicen que puede ser la última), de la gran serie de ciencia ficción creada por Christopher Nolan y Lisa Joy (pareja en la vida real). Era, hasta antes del Covid-19, junto a Black Mirror, la distopía más fascinante y temerosa de un mundo que parecía pronto a llegar. Se trata de un parque temático del Oeste Americano en el que los hombres súper ricos van a saciar su sed de sangre en fabulosas matanzas, y sexo seguro y sin plazo fijo. Ese mundo que la lucha por los derechos sociales y de igualdad civil les había robado a los poderosos y violentos (que no se sabe si son lo uno por lo otro, o viceversa). Una iniciativa y proyecto que en manos del sello Nolan (Joy también participó en grandes obras como Dunkerque) tiene una vuelta de tuerca siempre inesperada y sustentadas en hipótesis y reflexiones sorprendentes. Acá, la posibilidad de que esos androides tomen vida autónoma. Esa fantasía bien de Isaac Asimov de plantear cuánto de lo creado por la especie humana puede escapar de sus defectos y virtudes, de sus maravillas y pesadillas.

Desde el 26 de junio por HBO Latinoamérica.