Llegó la pandemia y  el contenido específico sobre la cuarentena  comenzó a surgir, hablando con psicólogos y especialistas en educación, entre muchas otras aproximaciones sobre cómo los niños y niñas llevan este tiempo que nos toca. La revista Planetario tiene más de 20 años  difundiendo cultura para las infancias y reflexionando sobre distintas artes. Salía mensualmente hasta agosto de 2019, pero la crisis y el abandono hacia ciertos sectores culturales  durante el gobierno anterior cambio los planes, por lo que este año los que hacían la publicación se habían propuesto mantener la presencia en la web y en las redes sociales, sin claudicar en el compromiso de divulgar estímulos y expresiones variadas.  El contexto fue ideal para armar un festival digital y lo hicieron.

Las vacaciones de invierno estaban ya acercándose cuando surgió la idea de armar una nueva edición de Planetario Fest. Se realizará desde el 29 de julio al 1 de agosto, y podrá verse por la página de la revista, y por Instagram y Facebook se transmitirá una selección de obras y talleres para que los chicos lleven mejor el encierro obligado por la pandemia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“No se sabía si alguien iba a planificar algo o como iba a ser. Pensamos que la mejor manera de mantener la presencia era hacer algo nosotros, como alguna vez lo habíamos hecho. Es verdad que nosotros lo hacíamos fuera del periodo de receso invernal, pero en este caso no pareció una buena opción hacerlo en estos días”, dice Ari Saidon, unos de los encargados de la organización.

Saidon todavía recuerda la última edición de Planetario Fest, que se realizó en abril de 2017 en La Aldea, un predio al aire libre en Pilar: “Nada que ver, fueron dos días a pleno sol, más de 15 mil personas disfrutaron de espectáculos, talleres y actividades. Y hoy hay que adaptar eso a la realidad actual. Queríamos aprovechar los contactos de tantos años y dar una experiencia distinta. Relacionamos talleres y obras para que sea un plan del día, también estarán divididos por edades para que cada uno pueda elegir lo que quiera”. Por eso la curaduría del festival buscó que cada jornada tenga un tema en común y que no sea simplemente una acumulación de títulos descolgados entre sí.

Se dividió en dos las actividades programadas, durante cuatro días consecutivos y se ofrecerá diariamente un taller creativo interactivo (a través de Google Meet/ Zoom) por la mañana y un espectáculo por la tarde, a través de streaming: por la mañana se estimulará la creatividad con talleres de juegos y bailes para la primera infancia, otro de construcción de títeres para toda la familia, un taller de ilustración sobre el color rojo y uno de urbanismo doméstico de búsqueda del tesoro, para transformar la casa y sus recovecos en una gran ciudad.

A la tarde se ofrecerá entretenimiento con obras: “Se fue buscando recrear esa salida que no se puede hacer. Cuando pagan la entrada, que sale 300 pesos por cada obra o taller, o el combo de 500 pesos por ambos, les mandamos un mail sugiriendo que armen un espacio especial para los espectáculos. A ponerse cómodo y disfrutar del mejor teatro para las infancias, pero apagando la luz, dibujando una entrada para cortarla antes de ingresar a donde esté la mejor pantalla y haciendo silencio, como si se estuviese en una sala. Tratamos de darle variedad, títeres, teatro, música, talleres de todo tipo pero siempre relacionados. Me parece que el contexto es lo que pide, para los padres y madres y para los chicos: tener la chance de compartir un espacio lúdico y de disfrute”, comenta Saidon.

La más importante de las piezas teatrales es Rojo, de Liliana Bodoc, obra que fue nominada como Trabajo Destacado en los premios teatro del mundo 2012, en el rubro “Teatro para Niños” y que tiene una sensibilidad única, fiel al estilo de la autora para llegar a los espectadores. Además estarán disponibles Cuentos a cuerda, de Carla Breslin y Ernesto Algranati. Y las multipremiadas Popigami, de la Compañía El Bavastel, y Las hermanas misterio (servicio de respuestas) de Mercedes Torre y Victoria Baldomir, para regocijarse igual aunque sin salir de casa.

“Son momentos difíciles y hay que adaptarse. Buscamos reproducir la situación teatral, aunque no sea lo mismo, porque creemos que es necesario. Hay que ser autentico para comunicar y poder lograr esa sensación de cuando te vas de un teatro, transformado, con la cabeza abierta y pensando en que te dejó”, concluye Saidon.


Planetario Fest 2020, edición virtual, un Festival para las infancias que organiza la revista Planetario con Talleres y obras teatrales para todas las edades para las vacaciones de invierno.  Del 29 de julio al sábado 1 de agosto, se puede ver www.revistaplanetario.com.ar. Entradas y reservas en: www.alternativateatral.com