Una gran banda de rock. Así se definen los Rayos y Centellas cuando les preguntan qué son. Cuidan cada detalle, en sus presentaciones, ensayos y en su disco debut que marca un nuevo camino para varios de los integrantes de Papando moscas que, con este nuevo proyecto, vuelven al ruedo con una propuesta inspirada en el público infantil y rockero.

Con Gustavo Libedinsky a la cabeza, cantante también de Papando, Rayos y Centellas se formó a mediados del 2015 y este año editó su álbum debut homónimo, con producción artística de Damian Torrisi y que cuenta con artistas invitados como Lalo Mir, la Negra Vernaci, Juanchi Baleiron, Alina Gandini, Americo Bellotto, entre otros.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El grupo indaga en sus letras en el humor generando complicidad con los chicos y grandes… que podrán verlos en acción este sábado 29 a las 15:30 en la sala Siranush (Armenia 1353).

-¿Cómo se formó Rayos y Centellas?
Gustavo Libedinsky: -A partir de la disolución de Papando Moscas, y ante las ganas y el deseo de continuar el vínculo con un público tan exigente como honesto, divertido y emotivo como lo es el infantil, decidí convocar a mis ex compañeros Pablo Zagare (bajo y coros), Martin Paladino (batería y coros), Gustavo Braga (teclados, guitarra y coros) e incorporar al reconocido y experimentado guitarrista Fernando Kabusacki, para darle forma y contenido a esta nueva aventura musical.
-¿Qué los define como una “banda de rock”?
-La premisa de Rayos y Centellas es tocar y sonar como una gran banda, a la altura de cualquier banda “mainstream” de nivel internacional, cuidar los detalles pero sin perder la espontaneidad, frescura y desfachatez, algo importante en la comunicación y complicidad que generamos en vivo con el público. Queremos brindar a los chicos un sonido de calidad exquisita, ya que, justamente por ser chicos, buscamos cuidar que sean buenísimas sus primeras escuchas, por el gran cariño y respeto que tenemos hacia ellos,
-Hacen música pensada para chicos, pero los grandes son, en principio, quienes incentivan la escucha…
-Para nosotros todo cobra sentido y el circulo cierra perfecto y feliz cuando los chicos y los grandes disfrutan por igual de lo que están escuchando. Y cuando esa escucha los invita espontáneamente a bailar, reír y a gozar juntos, no llevando unos a otros sino haciéndose mutua compañía, compartiendo el disfrute con igual intensidad.

Rayos y Centellas se presenta el sábado 29 a las 15:30 hs. en Sala Siranush (Armenia 1353)