El regreso a los escenarios locales de Scott Henderson, uno de los guitarristas más celebrados del mundo del jazz global, representa tal vez la mejor noticia para los fans argentinos del género. Ex miembro vital de formaciones encabezadas por Jean Luc Ponty, Joe Zawinul o Chick Corea (entre varias otras bandas), el estadounidense volverá a tocar en el país el 25 y 26 de noviembre (fechas en las que ofrecerá dos conciertos cada noche) en el marco de la preinauguración del nuevo Bebop Club (Uriarte 1658) en pleno barrio de Palermo.

Lo de Henderson en esta visita (la última había sido dos años atrás antes que la pandemia lo cambiase todo) será en formato de trío, junto a los argentinos Alejandro Herrera y Fernando Martínez (en bajo y batería respectivamente), para repasar composiciones clásicas y standards del jazz conocidas ampliamente por los amantes del género.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde alguna parte de Los Angeles, el inglés de Henderson suena fuerte y claro por vía telefónica, al mismo tiempo que aclara todo lo que significa volver a estar de gira en tiempos de Covid-19: “Estar nuevamente en un tour es una responsabilidad más grande que en el pasado. En la actualidad tengo todas mis vacunas aplicadas y los test de detección hechos antes de viajar, aunque en cada país también tendré otros test preventivos. Todas estas cosas en mucho tienen que ver con lo que es mi trabajo, con las nuevas formas de hacerlo, así que tomo todas mis precauciones para tocar”.

El origen de estas fechas tomaron por sorpresa pero de la mejor forma al estadounidense, quien desde no hace mucho tiempo con el levantamiento de las restricciones en su país volvió al ruedo de los escenarios. “Es muy bueno regresar a tocar para ustedes y lo haremos de la manera más segura hasta el momento. Mi promotor para la región me contó de la posibilidad de volver a Buenos Aires, entonces dije que lo haría de inmediato. Como a muchos músicos en el mundo, estuve sin la posibilidad de tocar, de manera que volver a encontrarse con el público es algo muy querido”.

Para estas dos fechas, Henderson eligió interpretar un repertorio en el que no habrá lugar para sus propios temas, cediendo espacio para composiciones y clásicos conocidos. “Mi idea de los conciertos será interpretar fundamentalmente material considerado clásico por todo el mundo. Normalmente suelo tocar mi material con los músicos de mi banda, pero este es un tiempo especial para todos, de manera que pensé en otra cosa. En esta oportunidad será divertido tocar música que no es mía pero que he tocado mucho en el pasado, música popular que todos conocen como standards, cosas de Weather Report, Herbie Hancock, todo reconocible”.

Teniendo en cuenta que el material estará compuesto por temas que no le son propios, el guitarrista hará foco en su particular estilo: “Cada músico tiene su propia fórmula y yo tengo la mía (risas), de manera que no esperen algo igual a lo registrado cuando toco un cover. Es algo que siempre aviso aunque sé muy bien que quienes me escuchan lo saben, pero de todas formas prefiero avisar esta situación (más risas). El estilo que cada uno tiene hace que una canción conocida por todos pueda sonar de muchas formas, dependiendo de cada músico que la interpreta. Eso es muy cierto para todos los instrumentistas pero creo que es especial en los guitarristas, sobre todo por el amplio rango de situaciones que un guitarrista puede abordar con su instrumento. Mi estilo está entre el jazz, rock y blues, así que todo lo que toque tiene mucho de esas tres cosas, y los standards que todos tocan suenan siempre diferentes por la manera en que llegamos a ellos. Por eso siento que un cover nunca es igual a otro porque cada músico es diferente a otro”.

En Buenos Aires, Henderson estará tocando junto a Alejandro Herrera y Fernando Martínez, dos respetados músicos locales con los que tocó anteriormente pero que no son miembros estables de su banda. A propósito de esto, el estadounidense: “Toqué con ellos en el pasado y fue una gran experiencia. Lo que me gustaría decir es que no importa si no toqué tanto con ellos como con los músicos de mi banda. En el mundo del jazz se maneja un idioma universal a la hora de tocar y por eso todos los que hacemos esta música estamos hablamos de lo mismo, tenemos el mismo vocabulario y todos nos entendemos. No importa de dónde venís, de qué país o lo que sea, al menos para mí lo veo de esa forma, y fundamentalmente porque tocar jazz es algo único que se manifiesta con un sentir, con una vibración que se tiene o no. Lo que quiero decir en pocas palabras es que ese sentir es lo que te hace tocar jazz en New York, Buenos Aires o El Cairo. Y siempre será de esa forma porque sucedió antes de mí, luego yo lo experimenté y seguramente ya está presente en los que vendrán. El jazz está hecho para superar todo tipo de barreras”.

Scott Henderson en vivo

Junto a Alejandro Herrera y Fernando Martínez. Jueves 25 y viernes 26 de noviembre. Dobles funciones a las 20 y 22.30 h en el nuevo Bebop Club, Uriarte 1658, Palermo (CABA).