Las historias familiares siempre le dieron pie al teatro para contar eso que pasa entre pocos para llegar a un lugar de muchos. En ese contexto se desarrolla Mi madre, mi novia y yo, una comedia dirigida por Diego Reinhold protagonizada por Sebastián Presta, Graciela Tenenbaum y Vicky Almeida que llegará a uno de los escenarios del Paseo La Plaza a partir de este jueves.

En escena, Presta interpreta a Fernando, un solterón que decidió sentar cabeza y presentarle luego de mucho tiempo una novia (Vicky Almeida) a su madre, una mujer de fuerte carácter protector que encarna Graciela Tenenbaum. Todo eso sucederá en Noche Buena, donde habrá secretos contados sin permisos, situaciones nada esperadas y mucho humor en el camino. Lógicamente, la discreción no será parte del evento, lo cual deparará instancias nada esperadas por cada una de las partes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Estoy contento y a la vez nervioso por todo lo que tiene que ver con el estreno de esta obra. Pero estoy feliz esencialmente, sobre todo con el guión de una autora como Mechi Bove, con el elenco donde tenemos a Graciela Tenenbaum y Vicky Almeida y la dirección de Diego Reinhold, un tipo groso y rompe huevos. Pero gracias a eso está quedando muy bueno, sumamos dos meses de ensayos y la base que está saliendo es muy importante. Lo lindo de todo esto es que, algo que no me pasó anteriormente haciendo teatro, es que pude disfrutar de los ensayos. La verdad es que me divertí mucho, y cuento esto porque en otros momentos estuve más histérico, pero ahora me río mucho. Una de mis metas fue siempre querer disfrutar, pero todo lo que hice en mi vida fue muy a los pedos, nervioso, intenso, de productor loco”, dice Sebastián Presta algunos días antes del estreno formal de la obra.

Foto: Prensa

El nacimiento de todo eso que el actor afirma que lo pone muy feliz, en gran parte tiene que ver con la llegada del guión de Mi madre, mi novia y yo, algo que enseguida comienza a recordar con buen lujo de detalles. “Me acercaron la propuesta de parte de la producción. Me contaron más o menos cómo venía la mano, es decir la vida de un hombre de unos 43 años que vive con su madre y que nunca le había presentado a alguna novia. Pero en seguida dije que no me gustaba el tema, aunque Mechi Bove luego me pasó el guion y me pareció interesante. Inclusive les puedo contar que hay muchas cosas en la obra que tienen que ver conmigo porque estuvimos trabajando en algunos aspectos personales con Mechi para esta propuesta”.

Sin revelar demasiado, Presta transmite algunos de los tramos vitales de una obra que promete muchos enredos familiares. “Fernando, el nombre del personaje que interpreto, es un tipo de cuarenta y tantos que vive con su madre. En lo personal, te cuento que  mi mamá me tuvo a los 42 años y falleció cuando yo tenía 17, así que de esa manera yo pasé a ser el hombre de la casa, un pibe en realidad que no era hombre. Yo creo que comencé a ser hombre un año atrás porque soy bastante pavote y mamero, pero eso es otra cosa. En torno a la obra, a la madre de él no le gusta para nada que tenga novia porque todas las que le presentó antes no estaban a la altura del nene, y por eso durante un largo tiempo su niño no le llevó más novias. El tiempo pasó, y a sus 43 años le presentó a una chica de la cual está enamorado. El tema es que Fernando elige la fiesta de navidad para esa presentación, sobre todo porque al mes siguiente se quiere ir a vivir con su novia. Es un tema serio para él y para todos los que participan de la obra. En definitiva, esta historia se alimenta de secretos y termina siendo un quilombo desopilante.”

En relación a los puntos de atracción que generaron que el actor se decidiese por encarnar el rol principal de Mi madre, mi novia y yo, los motivos para Presta fueron muy claros. “A medida que yo le contaba a la autora algunas cosas de mi vida, cada vez me gustaba más lo que estaba saliendo. Más tarde, que la novia fuese Vicky Almeida y que la madre fuese Mechi Bove, que se haga en el Paseo La Plaza y que se haya invertido mucho dinero en una escenografía que no fuese berreta, generó que todo comenzara a cerrarme más. Luego me gustó que se incorporaron músicos buenísimos haciendo música original y un iluminador importante, que se re puso las pilas para que todo quede muy bueno, entonces esas cosas fueron como un imán para mí”.

Esta obra podría ser perfecta para la compañera profesional histórica de Sebastián Presta: Soledad García. ¿Cuál es entonces la relación del actor con su habitual compañera? Así responde: “Con Sole decidimos tomarnos un tiempo libre de nuestro trabajo en conjunto. Ayer cené con ella, nos amamos, es mi amiga y hermana. Cuando yo decidí hacer esta obra y ella otra, sucedió que más tarde quedó embarazada y hace tres meses fue mamá. Ahora recién comenzó a trabajar en una película, así que eso fue todo lo que pasó, más allá de que nos queremos mucho. Al terminar esta obra me voy a poner a trabajar para volver a hacer videos junto con ella”.


Mi madre, mi novia y yo

Una obra de Mechi Bove. Dirección: Diego Reinhold. Actúan: Graciela Tenenbaum, Vicky Almeida y Sebastián Presta. Desde el jueves 6 de enero en la Sala Picasso del Paseo La Plaza, Corrientes 1660.