El bolígrafo

Este es un capítulo sin tramas gigantes ni intrigas de ninguna clase, pero con la magia para gustarle a casi todos. En escena Jerry Seinfeld acepta un regalo que luego se transformará en todo un problema. Lo cierto es que todo terminará en una sucesión de enredos y equívocos por el bendito regalo. En ese contexto, el calor que reina en el estado de Florida (USA), un sofá por demás incómodo y una imperdible sesión de buceo serán las excusas para 30’ hilarantes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE


La traición

Perteneciente a la octava temporada, este es uno de los mejores capítulos de las nueve entregas de Seinfeld. Por medio de flashbacks la trama se va reconstruyendo lentamente, pero con enormes sorpresas en el camino. Todo es bastante delirante en pantalla, pero de una enorme efectividad para alegrarle la vida todo a quien se someta a verlo. Muchos fans dijeron que es como ver Memento (la célebre película que va desde adelante hacia atrás), pero acá todo termina mejor. Sin duda, uno de los episodios que los más fanáticos (y los que no lo son también) recordarán y disfrutarán como el primer día.


El verano de George

George no tiene trabajo ni compromiso alguno y se dedica a pasar un verano sin problemas a la vista. Piensa vivir lo mejor posible, escribir un libro y jugar al frolf (una misteriosa cruza del golf con un frisbee). Pero también intentará ayudar a Jerry para ayudarlo a ser un buen novio. No es posible develar cómo terminará este capítulo sin spoilearlo, pero está claro que este episodio tiene todos los condimentos necesarios para ser uno de los mejores de la serie.


El chico burbuja

Otro de los grandes capítulos de Seinfeld. Todos los protagonistas van a pasar un fin de semana a una cabaña, siempre con la ilusión de pasar unas horas alegrando a un chico que vive en una burbuja artificial. En el camino se encontrarán con un niño que tiene una voz muy, muy gruesa, y lograrán congeniar con él de la mejor forma. Pero eso no es todo, un incendio lo cambiará todo y disparará decenas de situaciones hilarantes. Un episodio notable.


Lo opuesto

Es verdad que los dichos de los protagonistas de Seinfeld siempre tienen algo filosófico dentro de tanta locura. Este capítulo es una muestra de todo eso porque George tiene una idea genial y, contra viento y marea, lo hará triunfar como algo que jamás hubiese sucedido en el pasado. Como  toda ocurrencia de ese personaje, lo que primero fue toda alegría más tarde explotará de la peor forma, pero el cómo hay que descubrirlo mirando este capítulo imperdible.