Luis Alberto Spinetta es sin dudas uno de los artistas más importantes de la Historia (así, con mayúscula) de Argentina y, como tal, mantiene su legado en infinidad de historias (así, con minúscula) de todos nosotros. Dicha marca, sello o, mejor dicho, caricia, a veces se materializa en alguna producción concreta, como “Ya no mires atrás”, el disco inédito que se publicó a comienzos de este año. La semana pasada, algo similar volvió a suceder, pero con un guiño más directo a las historias de la Historia: podemos disfrutar en las plataformas digitales de “Presentación ARTAUD – 1973 – Teatro Astral (En Vivo)”, cuyo título no puede ser más explícito, ya que se trata de la grabación de una de las presentaciones que el músico realizó ese año en dicho teatro porteño.

Con tan solo 23 años, y luego de dar por finalizada su etapa liderando a Pescado Rabioso, Spinetta decidió brindar espectáculos en formato solista, cantando y tocando su guitarra, sin más compañía que la de su público fiel. Una de esas jornadas, la correspondiente al domingo 28 de octubre del ’73 al inusual horario de las 11 de la mañana, fue registrada de forma casera por Eduardo Avalleira, uno de sus jóvenes seguidores y hoy docente de la Universidad Nacional de Lanús, mediante un micrófono y un grabador.La familia del músico trabajó en la remasterización del material y finalmente lo lanzó como un nuevo disco en vivo de “El Flaco”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La placa cuenta con 27 tracks, pero no son todas canciones, y aquí radica uno de los puntos más relevantes del trabajo: incluye numerosos monólogos del músico, diálogos con la audiencia y hasta chistes, imitaciones y risas, que alegran hoy, 47 años después, al entremezclarse con los aplausos y vítores de los asistentes. Desde el primer corte Spinetta pone de manifiesto ese vínculo cariñoso que lo unía con sus seguidores, que para él era fundamental: “Creo que ustedes hacen mucho más por mí que lo que yo hago por ustedes”, sostiene sin dudar.

En lo que respecta a las canciones propiamente dichas, se destaca el debut absoluto en los escenarios de “Todas las hojas son del viento”, “Bajan”, “La sed verdadera” y “Cantata de puentes amarillos”, que se convertirían en clásicos ineludibles no sólo de su carrera, sino del rock nacional. También son de la partida obras que, en ese momento, constituían rarezas absolutas: “Ella flota por mí”, una canción inédita; “Barro tal vez”, que recién se estrenaría oficialmente en el disco “Kamikaze” de 1982; y “Nena, tu cabeza va a estallar”, que sería la base de una composición más extensa que en 1994 constituiría la banda de sonido de la película surrealista “Fuego gris” del director Pablo César.El resto de los temas son “Me gusta ese tajo”, “Dulce 3 nocturno”, “La cereza del zar”, “Mi espíritu se fue”, “A estos hombres tristes”, “Credulidad” y “Cristálida (aguas claras del Olimpo)”.

Desde la producción del material anunciaron que “este rescate es el primero de los Sucesores de Spinetta. Y hay otros próximos a viajar en el tiempo con sonido restaurado”. De aquí concluimos que, afortunadamente, al inmenso legado cultural de “El Flaco” se seguirán sumando piezas sonoras que continuarán enriqueciendo su genial Historia y, así, las historias de todos nosotros.

...