El gigante de la transmisión de música Spotify se sumó a otras redes de streaming como Netflix, al anunciar que cerró sus oficinas en Rusia y eliminó el contenido patrocinado por los medios de comunicación del estado ruso, RT y Sputnik, dentro de la Unión Europea y otros mercados. Sin embargo, aclaró la plataforma musical, mantendrá su servicio abierto a los usuarios rusos. «Creemos que es de suma importancia que nuestro servicio esté disponible en Rusia para permitir un flujo global de información», dijo Spotify.

De esta manera se amplía el aislamiento tecnológico de Moscú en respuesta al «ataque no provocado contra Ucrania», expresó en un comunicado publicado por la agencia italiana ANSA. «Hemos cerrado nuestra oficina en Rusia hasta nuevo aviso», señaló la empresa con sede en Estocolmo, que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York e informó que revisó «miles de episodios de podcasts desde que comenzó la guerra», para limitar la capacidad de los usuarios para encontrar podcasts que pertenecen y son operados por medios de comunicación vinculados al gobierno de Vladimir Putin.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En cuanto a la difusión de contenidos polémicos a través de Spotify, cabe recordar lo que sucedió en el último mes con los podcasts de Joe Rogan en que se negaba la pandemia, se defendían posturas antivacunas y se utilizaban expresiones racistas. La platoforma decidió hacer un recorte discrecional y sólo eliminó algunas entregas del actor estadounidense en las que se usaban palabras ofensivas contra las personas de raza negra. En cambio, sólo se limitó a implementar una advertencia para aquellos episodios en que se aborda el tema del COVID-19, lo cual motivó que artistas como Neil Young y Joni Mitchell retiraran sus catálogos a modo de protesta.

Por su parte Disney, el estudio de cine más grande e influyente de Hollywood, decidió pausar el estreno de sus películas en el país cuyo gobierno está a cargo de Vladimir Putin. «Dada la invasión no provocada de Ucrania y la trágica crisis humanitaria, estamos pausando el estreno de películas en Rusia, incluida la próxima Red, de Pixar dijo un portavoz de Disney en un comunicado.

Desde que se inció la guerra, plataformas como Facebook, Instagram, YouTube, Tik Tok y Google decidieron censurar las cuentas de RT y Sputnik para toda Europa. El organismo de control de las comunicaciones de Rusia (Roskomnadzor) acusó a Meta, dueña de Facebook e Instagram, de violar los derechos humanos de los ciudadanos rusos. Por su parte, la compañía de Mark Zuckerberg (que también controla Whatsapp) atribuyó la medida a su negativa a dejar de verificar información.