El mundo onírico pertenece al terreno de lo insondable, condición de la que las artes en general siempre tomaron nota. A partir de ese aspecto tan atrayente para documentar, el director Marcos Martínez le dio forma a Sueños, un film que aborda esas imágenes y sensaciones que experimentan las personas en situación de calle de la Ciudad de Buenos Aires, cuando la realidad les permite ausentarse de la vigilia y dormir.

Sueños tuvo una buena respuesta del público a partir de su estreno en el Cine Gaumont, en enero pasado. Ahora, ya disponible en Cine.ar Play, la película encuentra otro lugar de intercambio y conexión con los espectadores. En pantalla, las vivencias de los individuos que viven a la intemperie en CABA conforman un cúmulo de historias donde el pasado y el presente marcan y resignifican las imágenes. “Es una tarea muy ardua llevar una película al cine, y en este caso, un documental a una sala como la del Gaumont. Después de todo eso, comenzamos con el equipo a disfrutar de lo que hicimos. Luego del estreno en pantalla grande, donde estuvimos junto a los protagonistas, finalmente también llegamos a una plataforma como Cine.ar Play, lo cual constituyó una especie de estreno doble. Y que además brinda la posibilidad de dar a conocer el film a toda otra cantidad de personas. Estamos muy conformes con lo hecho”, afirma Marcos Martínez sobre lo mucho, y bueno, que está sucediendo con su película.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El documental tiene su origen en una serie de motivaciones del director. “Alrededor de 2016, en pleno gobierno de Macri, observamos que cada vez había más personas viviendo en situación de calle y con sus derechos vulnerados. Al mismo tiempo pensaba en cómo uno se va familiarizando con la instancia de ver a esas personas viviendo en las calles, algo que me intranquilizaba. También me preguntaba cómo sería vivir a la vista de todos, cómo llegaba la noche y si podían dormir, si podían soñar”, rememora el realizador. “Con esas preguntas arranqué una larga investigación, que más tarde quise que fuese una película. Al encontrarme con personas viviendo en situación de calle me contaron lo difícil que es dormir, pero que más allá de todo, podían soñar a veces. Al mismo tiempo conocí historias de vida que también aparecían en los sueños de ellos, como si fuesen recuerdos que se mezclaban con deseos. En las charlas escuché mucho y entendí muchas cosas que me llevaron a la concreción de la película”.

En tren de relatar algunos nervios centrales de su película, Martínez ofrece pistas sobre la producción que puede verse actualmente en Cine.ar Play: “Esta es una película coral, en el sentido de que tiene muchas voces, protagonistas y sueños. Sucede en la Ciudad de Buenos Aires y es relatada por personas que viven en las calles. Por eso, y mirando a cámara, ellos cuentan sus vivencias de frente, en primer plano. Y ahí aparecen sus sueños, a los que yo llamo ‘sueños documentales’ mezclados con deseos. La idea es que el espectador pueda penetrar en todo aquello para generar empatía, más allá de las fuertes historias de vida que aparecen en pantalla. Hay mucha pérdida, sobre todo en relación a los aspectos ligados a la familia, también a la violencia cotidiana que viven. En todo eso, la ciudad es una fuerte protagonista y se la ve de noche, como un lado B, porque ahí surgen las estrategias de los protagonistas por sobrevivir a la hora de arroparse, abrigarse, lavarse los dientes o bañarse. En todo eso conocemos dinámicas creadas o diseñadas para sobrevivir día a día en un espacio geográfico donde las autoridades no los tienen en cuenta”.

La producción de Martínez es muy rica en cuanto a testimonios, situación que nos mete de lleno en una problemática seria y que minuto a minuto se extiende en una ciudad como Buenos Aires. “Lograr tener a todas las personas que aparecen en pantalla contando sus cosas fue parte de un proceso largo, muy largo. Nosotros íbamos preguntando cómo eran sus sueños, algo que ningún trabajador social ni nadie de los que se supone tiene que ayudarlos hizo antes. Creo que a partir de eso se generó un vínculo que dio lugar a una charla más profunda, lo cual ampliaba más la situación, llevándonos hacia lo íntimo, y a la vez era algo nuevo. Espero que todo eso que nosotros vivimos pueda ser visto por todos los que se crucen con la película”.

Sueños
Un documental de Marcos Martínez. Producción: María Vacas y Marcos Martínez. Música original: Pablo Dacal. Disponible en Cine.ar Play