Es probable que si pensamos en alguna banda británica formada por dos hermanos que luego de años de exitosa carrera decidieron separarse, mencionemos a Oasis de manera casi instantánea. Si bien los Gallagher están lejos de haber sido los primeros en ese sentido, al igual que la enorme mayoría de los protagonistas de la escena britpop de los ’90 nunca dudaron en mencionar a la gran banda de hermanos que marcó un antes y un después en la música del Reino Unido de Gran Bretaña: The Kinks, liderados por Ray y Dave Davies. Si bien la inabarcable definición de “rock” es la que mejor les cabe, The Kinks supieron mixturar desde el primer lustro de la década del ’60 géneros tales como el folk, el music hall y el rhythm and blues, entre otros.

Fue en esa convivencia de géneros que a fines de 1970 lanzaron su octavo trabajo de estudio, Lola Versus Powerman and the Moneygoround, Part One. Este disco conceptual de trece canciones fue uno de los mayores éxitos de su carrera, confirmando su estatus de banda global. El Lado A de la placa está compuesto por los temas “The Contenders”, “Strangers”, “Denmark Street”, “Get Back in Line”, el corte de difusión incluido en el título de la placa “Lola”, “Top of the Pops” y “The Money goround”. El Lado B, por suparte, incluye a “This Time Tomorrow”, “A Long Way from Home”, la maravillosa“Rats”, “Apeman”, “Powerman” y “Got to Be Free”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante la extensa carrera del grupo, ambos hermanos siempre se hicieron cargo de las voces y guitarras: Ray era el cantante principal y guitarrista rítmico, mientras que los roles se invertían en Dave, que ejecutaba los coros y era el líder de las seis cuerdas. Para este long play en particular también fueron de la partida John Dalton en bajo, Mick Avoryen batería y John Gosling en teclados. Según el vocalista, Lola Versus Powerman and the Moneygoround, Part One –lanzado originalmente el 27 de noviembre de 1970–, además de una ácida sátira a la industria de la música,“es una celebración de la libertad artística (..) y el derecho de cualquier persona a ser libre de género si lo desea. El secreto es ser una buena persona y amigo de confianza”.

Para celebrar los cincuenta años del lanzamiento, The Kinks lanzará el próximo 11 de diciembre un Box Set con ediciones especiales del material en formatos LP, CD y digital, y además contendrá un libro biográfico, fotos inéditas y hasta un pin para los más nostálgicos. Pero el objetivo principal no es simplemente rememorar el pasado, sino tender puentes con el presente: el grupo presentó una pieza conceptual que nunca había visto la luz, “TheFollower – Any Time 2020”. 

En relación a este lanzamiento, Ray Davies sostuvo: “El aislamiento causado por el coronavirus puede dar a las personas tiempo para reevaluar el mundo y sus vidas. La música puede consolar a los solitarios, trascender en el tiempo y no es el futuro o el pasado, ayer, hoy o mañana. Es en cualquier momento. Vi una forma de hacer que esta canción inédita de los ‘70 se conectara con una audiencia en 2020. También vi una forma de mostrar que la música puede viajar en el tiempo, que la memoria es instantánea y, por lo tanto, puede unirse a nosotros en el ‘ahora’. Pensé esto como algo surrealista y luego me di cuenta de que realmente estaba sucediendo. La canción ha encontrado su lugar, ¡después de su cumpleaños 50!”.