La cuarta temporada de Yellowstone, el oscuro western que mezcla drama familiar, violencia e intrigas de poder del nuevo siglo, ya está disponible en Paramount+. “Esta temporada arranca con todo. Es un comienzo salvaje, intenso, justo donde dejamos la anterior”, cuenta Wes Bentley a Tiempo sobre el pico de suspenso que proponen los nuevos capítulos. Creada por Taylor Sheridan, guionista que renovó la mirada sobre el género en filmes como Viento salvaje y Sin nada que perder, Yellowstone muestra el ocaso de John Dutton (Kevin Costner) el más importante terrateniente en pie de los Estados Unidos, quien intenta sostener su imperio ganadero en Montana mientras batalla contra la enfermedad, sus propios herederos, inversores inmobiliarios, enemigos políticos y sus vecinos históricos: los nativos americanos.

Bentley, que se ganó un lugar en Hollywood por su papel de adolescente dark en Belleza americana (1999), la película de Sam Mendes que ganó cinco Oscar, incluido el de Mejor Película, encarna a Jamie Dutton, hijo adoptivo de John, un abogado con aspiraciones políticas criado en el desamparo afectivo de un padre que pretende convertirlo en otra pieza del ajedrez de su negocio, un ser tan frágil como temerario y que en esta nueva temporada promete (o amenaza) con darlo vuelta todo. “Jamie es una persona muy sombría, pero hay humanidad en él. Podés ver su desesperación por ser amado y aceptado, pero incluso él mismo se asombra de hasta dónde es capaz de llegar”, puntualiza el actor acerca de su personaje.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Acaso lo más interesante de este western con grandes paisajes, indios, vaqueros y tiros es el diálogo que entabla con el problemático y febril escenario actual. “La cultura del viejo oeste es fascinante para muchos. No sólo para los estadounidenses, sino en general, poder ver lo que sucede ahora con el conflicto entre la tradición cowboy y todo lo que trae la expansión, con gente migrando desde todo el país”, reflexiona el actor. “Como mostramos en la serie, hay billonarios comprando enormes extensiones de tierra y eso es un conflicto, porque creo que es la antítesis de la cultura del lugar. Pero más allá de eso, está la dinámica familiar. Las peleas familiares configuran algo que todos entendemos, todos podemos identificarnos con eso”, agrega Bentley.

La nueva temporada promete más venganzas, sangre y fuego en el rancho de los Dutton y la vasta geografía que lo rodea. “Todos pagan” es el lema de esta nueva entrega. Vale recordar que Yellowstone, antes de desembarcar en el streaming arrasó en el cable, por lo cual también puede ser leído como un drama inscripto en la más pura tradición televisiva, como por ejemplo, el que representó hacia fines de los ’70 y los ’80 la mítica serie Dallas. “Sí, Dallas era un éxito cuando yo era chico, además yo soy del Sur, de Arkansas, que está muy cerca de Texas (donde transcurría la serie). Eso influyó en mi forma de ver y de pensar Yellowstone, cuán exitoso podía llegar a ser el show. Y de alguna forma se alinean las dos: hay mucho drama, hay mucha acción, y por supuesto, el estilo de vida vaquero”.

Pero la serie de Paramount+ crece en su adaptación a los lenguajes actuales. Mientras Beth Dutton (Kelly Relly), la hermana adicta a la que Jamie detesta y castiga, hace dinero como financista, Kayce Dutton (Luke Grimes), el otro hijo del patriarca John, forma su propio clan junto a una nativa americana. En la trama que forman con el coro de personajes que rodea a la familia, pareciera que ni John Dutton, con su estilo de cowboy rudo cuyos antepasados hicieron fortuna a costa de invadir tierras ajenas, ni ellos, sus hijos de la nueva era, pueden (en apariencia) ganarle a los holdings inmobiliarios y a su alianza con el poder de turno.

“Taylor escribe de una forma en que estos personajes no son, definitivamente, grandes personas. Y sin embargo te despiertan interés, querés saber qué les va a pasar y hasta los defendés un poco”, sigue Bentley. “Además del gancho emocional está lo que pasa ahora con la cultura y con la tierra. Todo está cambiando”, cuenta el actor y se explaya sobre la realidad de los Estados Unidos: “Hay temas que están hirviendo desde hace décadas, y esta serie no puede escapar a eso. Hay gente que llega al Oeste tratando de comprar tierras para hacer resorts y cosas así. Y hay mucha gente que no quiere que eso ocurra, es una cuestión cultural. Una de las grandes batallas que estamos teniendo es sobre qué es el nuevo Oeste y qué es el viejo Oeste, y qué es lo que va a pasar con eso”.  

Yellowstone
Cuarta temporada disponible en Paramount+.