El Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad de Buenos Aires, a través de la Dirección General de la Mujer, informó que durante el 2022 atendió 44.059 llamados a la línea 144, y superó las 60.000 admisiones históricas en los Centros Integrales de la Mujer (CIM).

La línea 144, que asesora, acompaña y contiene a mujeres ante cualquier situación de violencia por motivos de género, recibió durante 2022 a través de BOTI, el chat porteño, otras 5.000 consultas derivadas a especialistas.

El gobierno de la Ciudad ofrece desde 2020 la opción de BOTI, que es un canal de atención para brindar información, contención y asesoramiento en casos de violencia de género.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“La violencia de género es una problemática que debe ser comprendida y abordada de manera integral, y eso es lo que venimos haciendo desde el gobierno porteño. Queremos que cada mujer de la Ciudad de Buenos Aires sepa que, si necesita ayuda, no está sola. Llamar al 144 para buscar contención y asesoramiento puede salvar vidas”, destacó María Migliore, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat.

En ese contexto, durante este año se incorporó el uso de inteligencia artificial (IA), una innovación sin precedentes en el país, para fortalecer el funcionamiento de la línea 144.

Esta nueva funcionalidad, que reconoce la voz de la llamada entrante, logra identificar el grado de riesgo del caso de manera autónoma, para poder tener un mayor control, hacer un mejor seguimiento y una gestión más ágil de los casos críticos.

También permite reducir los tiempos operativos, y transcribe en tiempo real, almacenando el texto para su posterior análisis y resguardo.

Además, es aplicable no solo a la línea 144, sino también en el resto de los dispositivos, como por ejemplo los CIM.

La directora General de la Mujer, Carolina Barone, sostuvo que la incorporación de IA a la línea 144 “nos permitió reconocer de manera inmediata el nivel de riesgo a partir de los antecedentes existentes en la base de información y del tono de voz”.

“Además, identificar si la persona llamó anteriormente para tener acceso, en el acto, a su historial y evitar potenciales femicidios. Buscamos agilizar al máximo la respuesta porque en estos casos muchas veces cada segundo cuenta”, agregó.

El trabajo que lleva adelante la Ciudad de Buenos Aires en materia de lucha contra la violencia de género contempla la presencia de un CIM en cada comuna de la ciudad.

Los CIM son espacios de escucha activa y asesoramiento destinados a las mujeres que atraviesan algún tipo de violencia por razones de género, y desde su creación 60.742 mujeres fueron asistidas en forma integral y, solo en 2022, se llevaron a cabo más de 50.000 prestaciones y se asistió a 1.158 personas en Unidades Convivenciales.

Las mujeres pueden acudir a los CIM para, además, obtener información y consultar sobre sus derechos, acceder a herramientas para salir de esta situación y emprender un nuevo camino con redes de contención.

La atención que se ofrece incluye asistencia psicológica y social, orientación y patrocinio jurídico.

La línea 144, que funciona durante los 365 días del año las 24 horas, tiene como objetivo el asesoramiento, acompañamiento y contención de cualquier mujer en situación de violencia por motivos de género que necesite pedir ayuda.