La periodista tucumana Carolina Ponce de León denunció un grave hecho de abuso sexual durante su cobertura periodística en la Casa de Gobierno de esa provincia el último domingo para Radio Universidad.

Según el relato de la conocida trabajadora de prensa, ese día se desempeñaba como movilera y los hechos tuvieron lugar cuando regresaba al búnker del Frente de Todos. “Mi productora me pidió volver a Casa de Gobierno a cubrir lo que iba pasando. Saludé a dos personas antes de ingresar al Salón blanco, y entré. No se podía ni caminar de la cantidad de gente que había”, relató la periodista al medio eltucumano.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Mientras pedía permiso y se abría paso entre la gente, tres personas la acorralaron y manosearon. “Una me metió la mano por adelante, otra por atrás, yo me puse la cartera entre las piernas para frenar esto un poco. En eso, a una de estas personas se le enganchó un anillo en un gancho que tiene mi cartera. Me daba tanta vergüenza la situación, quería llegar hasta donde estaban mis compañeras que se dieron cuenta de que algo me pasó por mi cara, me puse a gritar”, relató Ponce de León.

Ponce de León pudo contarles a varias de sus colegas por lo que había pasado. Intentó también hablar con el ministro de Seguridad, Eugenio Agüero Gamboa que se encontraba en el lugar, pero no la escuchó, por eso acudió al personal del salón, donde le respondieron que “era imposible controlar a tanta gente”.

La periodista realizó la respectiva denuncia en la Comisaría 1º y en la Fiscalía. El lunes la llamaron para que describa a las personas. “Solamente pude ver a las personas por su ropa, pero no puedo decir de qué lado o partido son, la verdad es que entraba cualquiera”, detalló a el tucumano. La causa recibió la caratula de “Autores desconocidos s/ abuso sexual simple”, y la investigación quedó a cargo de la Unidad Fiscal de Integridad Sexual III.

Después de conocida esa denuncia, otra trabajadora de prensa, Mariana Romero relató en sus redes sociales que había vivido una situación similar cuando le tocó cubrir las PASO. “La noche de las PASO me tocó cubrir todo el discurso del gobernador con la mano de un desconocido tocándome con fuerza el trasero. Fue en la Casa de Gobierno. No dije nada y hoy me arrepiento, si hubiera hecho lo correcto, quizá no le hubiera pasado lo mismo a mi compañera”, relató.

Desde el Estado, la Secretaria de Estado de Derechos Humanos y Justicia de la Provincia de Tucumán, Erica Brunotto y la secretaria de Comunicación Pública, Mariana Lucenti se solidarizaron con las periodistas y se pusieron a disposición para evitar estas situaciones a futuro.

Por su parte, el gobernador de la provincia, Osvaldo Jaldo también se solidarizó con ambas periodistas y pidió un “pronto esclarecimiento”.

Este mediodía, Fatpren (Federación Argentina de Trabajadores de Prensa se solidarizó con las mujeres y el IFJ (International Federation of Journalists) emitió un comunicado al respecto. También Fopea y Adepa se manifestaron a través de sus redes sociales.