La Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación atendió en 2021 un total de 804 denuncias de personas mayores afectadas por hechos de violencia doméstica. La cifra representa un 35% más que en 2020.

Las mujeres representaron el 79% de las víctimas y, con relación a las edades, el 67% de las personas afectadas tenía entre 60 y 74 años y el 33% más de 74.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La mitad de las personas mayores sufrieron el maltrato por parte de sus hijos o hijas, proporción que se incrementó entre las afectadas mayores de 75 años (64%). El 56% de las víctimas cohabitaba con la persona denunciada al momento de la presentación.

Seis de cada 10 personas afectadas sufrieron violencia diaria o semanal, y se observó que 119 personas tenían algún tipo de discapacidad.

Los datos corresponden al informe de la OVD titulado “Personas mayores afectadas por situaciones de violencia. Año 2021”, que determinó que el 80% de las denuncias fueron realizadas por las propias personas afectadas (y el 20% por terceros).

El informe reveló también que los varones fueron los principales agresores (65%) y que el 71% de las personas denunciadas tenía entre 22 y 59 años.

De acuerdo con el relevamiento, se registraron diferentes tipos de violencia: psicológica (en el 97% de los casos), ambiental (49%), física (46%), simbólica (42%) y económica-patrimonial (38%), entre otras.

De las personas afectadas, el 40% de los mayores de 75 años se encontraban en una situación de alto o altísimo riesgo.

Medidas de protección

A partir de las denuncias, la justicia civil ordenó 2226 medidas de protección: otorgó 209 dispositivos de alerta; dispuso 470 prohibiciones de acercamiento y 454 prohibiciones de contacto, y ordenó 173 medidas de exclusión del hogar de la persona denunciada, entre otras.

De las denuncias recibidas en la OVD, el 99,8% de los casos fueron derivados a la Justicia Nacional en lo Civil, 9% a la Justicia Nacional Criminal y Correccional, 4% al Fuero Penal Contravencional y de Faltas del GCBA, y 67% al programa Porteño Proteger.

También se brindó orientación sobre servicios de patrocinio jurídico gratuito (92% de los casos) y de salud (50%).

El informe se presentó en el marco del Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato de la Vejez, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas los 15 de junio.

En 2021 se atendieron 1.449 consultas de personas mayores de 60 años en PBA

El ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires presenta el Informe Anual 2021 sobre consultas realizadas a la Línea 144 PBA por Personas Adultas Mayores en situación de violencia por razones de género.

Las consultas recibidas se vinculan a 905 personas en situación de violencia por razones de género; de ese total, el 77% realizó una sola consulta y el 23% restante, más de una.

El 99,8% de las adultas mayores que se contactaron fueron mujeres: el 75% tiene entre 60 y 74 años. Y, en su gran mayoría, se comunicaron para solicitar información y asesoramiento (90%), mientras que un 5% refirió situaciones de emergencia.

El informe también señala que durante 2021 la dirección provincial de Situaciones de Alto Riesgo y Casos Críticos abordó 5 femicidios de mujeres adultas mayores de 60 años, 4 de los cuales fueron cometidos por las parejas de la víctima. La cifra representa casi un 70% menos que en 2020, cuando se registraron 16 femicidios.

Quiénes llamaron

Quienes más se contactaron a la línea fueron las propias personas en situación de violencia (84%), seguidas por familiares (11%). En menor medida por vecinas y vecinos, y otros (2% en ambos casos). Apenas un 0,3% de las consultas fueron realizadas por profesionales o referentes institucionales.

Los llamados se originaron en 75 municipios bonaerenses, y el 60% se concentra en 11 distritos: La Matanza (11%); La Plata (11%); General Pueyrredón (6%); Tres de Febrero (6%); General San Martín (5%); Morón (5%); Malvinas Argentinas (4%); Lomas de Zamora (3%); Berazategui (3%); Presidente Perón (3%); Zárate (3%).

La modalidad predominante en el período analizado es la violencia doméstica que se da en el 93% de las consultas atendidas. Mientras que los tipos de violencia que caracterizan las situaciones analizadas son: psicológica (96%), simbólica (77%), física (61%), económica y patrimonial (52%) y sexual (14%).

En su gran mayoría, las consultas corresponden a situaciones de violencia doméstica ejercida por sus parejas o ex parejas, en el 52% de los casos, y por sus parientes directos y otros parientes en el 41%.

Los agresores

El 87% de las personas que ejercen la agresión son varones; el 30% son mayores de 65 años. En cuanto a los factores de riesgo asociados –en cada caso puede haber más de uno- el 31% tiene algún tipo de consumo problemático de sustancias; el 31% refirió antecedentes de violencia y el 7% se identificó como perteneciente a alguna fuerza de seguridad.

De ese total, el 25% a la policía provincial bonaerense; el 13% a seguridad privada; 11% al Servicio Penitenciario; el 9% a las Fuerzas Armadas; el 8% a la Policía Federal y 8% a otras fuerzas de seguridad.

Los factores de riesgo que aparecen con mayor frecuencia son amenazas de muerte (36 %) y antecedentes y lesiones (19%), y le siguen uso de armas (17%), aislamiento (15%), presencia de menores (13%) y discapacidad (13%).

El 55% de las mujeres manifestó contar con parientes no convivientes en su red social de contención; 27% con amigas y amigos o vecinas y vecinos y el 19% con parientes convivientes. En menor medida (6%), se referenciaron con instituciones comunitarias. 

El 67% de los casos fueron articulados con servicios gubernamentales especializados en violencia de género, mientras que un 39% se derivó a la policía provincial, 13% a juzgados y 3% a servicios no gubernamentales.

El trabajo fue realizado por el equipo de la Subsecretaría de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, a cargo de Flavia Delmas, con el objetivo de visibilizar los alcances de la problemática en la Provincia y proyectar acciones y políticas para la prevención y erradicación de las violencias en todas sus modalidades y ámbitos.