En la Provincia, las mujeres tienen más obstáculos para conseguir empleo, peores condiciones de trabajo y ganan un 27% menos que los hombres. Los datos surgen de un informe Brechas de género laborales y de ingresos, elaborado por el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia que analizó la brecha de género en base a la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC. El dato positivo es que, en el primer trimestre del año, la desocupación bajó más entre ellas que ellos.

El trabajo elaborado por la Unidad de Género y Economía de la cartera de Hacienda bonaerense analiza los datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC de los seis aglomerados urbanos bonaerenses durante el último trimestre del 2021 e igual período de 2020. Grafica con números la desigualdad de género que se acentuó con la pandemia y cómo fue su evolución a medida que comenzó a recuperarse la actividad económica en la provincia.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El informe señala que las mujeres «tuvieron un rol protagónico en la mejora de los indicadores del mercado laboral» bonaerense. Y explica que, en el último trimestre de 2021, la tasa de empleo entre ellas creció 6 puntos respecto del mismo período de 2020, pasando del 39,2% al 45,5%. También mejoró la situación de los varones, que pasaron de una tasa de empleo de 61,3% a 64,9%, registrando una variación interanual de más de 3 puntos. Sin embargo, la mayor recuperación de las mujeres llevó a una reducción en las brechas de género, que se habían ampliado en la pandemia, y que bajó a 19,4 puntos. Pese a bajar, el número en Provincia es levemente mayor al del resto del país donde la brecha es de 18,3%.

La tasa de desocupación, otro índice clave, también tuvo una importante reducción tanto en varones como en mujeres de diciembre de 2020 a 2021. La mayor caída se registró en el primer caso, ya que descendió de 15% a 8,8%, mientras que, en el segundo caso, descendió de 12,2% a 7,2%. Esta tendencia sigue en 2022. Las cifras del primer trimestre del año indican que el desempleo total pasó del 11,21% al 7,71% y que, nuevamente, hubo una recuperación mayor en las mujeres: de 14,5% a 9,29% contra 8,88% a 6,48% en los varones. Pese a todo, sigue habiendo más mujeres sin trabajo.

El informe se puede descargar en este link:

Las dificultades del mercado laboral patriarcal

La diferencia en los salarios entre géneros también muestra la desigualdad en el mercado laboral. El informe señala que, aunque mejoró respecto de 2019 y 2020, las mujeres siguen cobrando menos: si se toma el total de ocupados, ganan un 27,4% menos que los varones. El ingreso promedio de los varones es de 58.593 pesos mensuales, mientras que el de las mujeres es de 42.527 pesos. La desigualdad es peor aún en el sector informal. Entre los asalariados no registrados, los varones ganan 35.394 pesos mensuales y las mujeres 20.016 pesos, una brecha de 43,4%.

La dificultad que enfrentan las mujeres a la hora de acceder a los puestos de jerarquía también evidencia la desigualdad en el mercado de trabajo.

Aunque el porcentaje de mujeres ocupadas como asalariadas supera en 5 puntos a los varones, la situación se invierte en los puestos más altos. El 8,8% de los varones son jefes o directores, mientras que sólo el 4,8% en las mujeres ocupan esos cargos.

El informe también analiza cuáles son los rubros laborales en los que cada género predomina. Las mujeres tienen mayor participación en las ramas asociadas al cuidado -servicio doméstico, servicios sociales y de salud y enseñanza-, donde representan el 99,3%, 75,5% y 73,7%, respectivamente. La industria, el transporte y la construcción, por el contrario, son sectores fuertemente masculinizados, donde sólo el 16% de los puestos no están ocupados por hombres.

«La igualdad se construye»

Las conclusiones del informe fueron expuestas en el Congreso «Nosotras producimos» organizado por el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual para propiciar la autonomía económica de las mujeres y LGTBI+ en la Provincia y que incluyó rondas de intercambios productivos entre sectores de la economía social, feria con 50 stands, conversatorios y espacios de formación para el trabajo.

Al abrir el evento, el gobernador Axel Kicillof destacó la mejora del índice de ocupación entre las mujeres. «Después de la crisis que se ha generado por la pandemia, estamos viviendo una recuperación que es aún más fuerte en el empleo de las mujeres», dijo y agregó que es necesario «seguir concentrando todos nuestros esfuerzos para que la reactivación llegue a los bolsillos de todos y todas, y para que la brecha salarial comience a cerrarse».

La ministra de las Mujeres, Estela Díaz, por su parte, sostuvo que «la escasa presencia de mujeres en la producción no es nueva y la transformación de esa realidad no se logrará espontáneamente», al tiempo que remarcó que «la igualdad no la vamos a encontrar en el mercado, no derrama. La igualdad se construye y en ese camino vamos a seguir».